Cómo reducir la grasa en el abdomen después del embarazo

Después de tener un bebé, quizás tengas algo de grasa abdominal indeseable. La mayoría de las mujeres aspiran a perder este exceso de peso rápida y efectivamente, pero para hacerlo, se requieren tiempo y compromiso. No dejes que las dietas de moda y las píldoras te seduzcan, ya que la forma más efectiva de reducir la grasa en el estómago y mantenerla lejos es mediante una dieta sana y ejercicio. Habla con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios. Muchos doctores recomienda esperar al menos seis semanas antes de realizar actividades físicas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Instrucciones

  1. Haz modificaciones en tu dieta. Come vegetales y frutas con mucha fibra, granos enteros, proteína magra y lácteos bajos en grasa. Una dieta adecuada garantiza que obtengas los nutrientes y las vitaminas necesarios para sentirte con energías todo el día. Come pequeñas comidas durante todo el día para acelerar tu metabolismo. Come bocadillos saludables y toma mucha agua. Trata de tomar 64 onzas (2 l) de agua al día.

  2. Reduce la grasa estomacal durante los primeros seis meses después del parto. Las mujeres que no pierden los kilos de más después del sexto mes, tienen menos probabilidades de perderlos en los años siguientes, indica la Dr. Judith Reichman, asesora médica en salud femenina del programa "Today".

  3. Da pecho a tu bebé en lugar de usar una fórmula láctea. En promedio, amamantar a tu hijo quema 500 calorías por día, ayudando a las madres a perder peso mientras alimentan a su hijo. La Liga Internacional La Leche advierte que no es recomendable restringir las calorías durante las primeras seis u ocho semanas después del parto para permitir que tu cuerpo sane y produzcas un suministro de leche adecuado.

  4. Intenta realizar de 30 a 60 minutos de actividad aeróbica cada día de la semana. Para empezar, realiza actividades físicas ligeras, como montar bicicleta, caminar o nadar. Conforme regresa tu fuerza y resistencia, incrementa la intensidad del ejercicio. Incluye intervalos de entrenamiento en tus ejercicios aeróbicos para producir una mayor pérdida de grasa. Si trotas, hazlo a un ritmo regular por dos o tres minutos, luego corre tan rápido como puedas por 30 o 60 segundos. Regresa a tu ritmo regular y repite el intervalo 10 veces.

  5. Realiza ejercicios abdominales para tonificar tus músculos estomacales. Comienza con ejercicios simples como deslizamientos de piernas (leg slides), puentes (bridges) y kegels, luego haz ejercicios más intensos como abdominales (crunches), levantamientos de piernas (leg lifts) y planchas (planks). Realiza de dos a tres series de 10 a 15 repeticiones por cada ejercicio, dos o tres veces por semana.

Consejos y advertencias

  • Date tiempo y cuídate mientras te ejercitas para reducir la grasa corporal. Se realista con tus metas y celebra tus logros. Evita compararte con otras madres recientes. En lugar de eso, visualízate en forma y saludable.

Más galerías de fotos



Escrito por adrienne weeks | Traducido por eduardo moguel