Cómo reducir el gas que produce comer lentejas

Aunque las lentejas son nutritivas, están llenas de azúcares de rafinosa, que son difíciles de descomponer para el organismo. De hecho, en el cuerpo humano no se encuentra la enzima necesaria para descomponer este tipo de azúcar. A medida que los intestinos se alimentan de rafinosa, liberan dióxido de carbono e hidrógeno, lo que produce gases incómodos. Sin embargo, hay varias maneras en que se puede ayudar a tratar el gas producido por las lentejas.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • 1/8 de cdta. de polvo de hornear
  • Alimentos ricos en probióticos
  • Producto digestivo de venta libre

Instrucciones

  1. Hierve las lentejas durante tres minutos antes de remojarlas para liberar algo de las rafinosas que producen el gas.

  2. Remoja las lentejas toda la noche antes de hervirlas. El remojo hace que fermenten naturalmente, lo que ayuda a reducir el gas intestinal. Agrega 1/8 de cucharadita de polvo de hornear al agua de remojo para ayudar a eliminar estos azúcares de las lentejas.

  3. Cocina las lentejas en una olla de cocción lenta durante varias horas para tratar de reducir algunos de los componentes que producen gas.

  4. Agrega ingredientes ácidos como melaza o tomates solamente una vez cocidas las lentejas. Los alimentos ácidos como éstos evitan que las lentejas se ablanden. Las legumbres se digieren más fácilmente cuando están blandas.

  5. Toma un producto digestivo de venta libre para ayudar a descomponer los azúcares de rafinosa y aliviar el gas.

  6. Enjuaga las lentejas de lata a fondo antes de consumirlas para ayudar a deshacerte de algo de la rafinosa que produce el gas.

Consejos y advertencias

  • Consulta a tu médico si el gas viene acompañado por diarrea crónica, hinchazón, dolor abdominal o constipación. Éstos pueden ser signos de una complicación más grave como enfermedad celíaca o síndrome de intestino irritable.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por frances criquet