Cómo reducir el gas estomacal después de comer

El gas en el estómago por lo general es causado por la ingestión de aire al comer y por la descomposición de los alimentos en el intestino grueso. Ciertos alimentos como las judías, peras, brócoli, champiñones, leche, cereales integrales y las manzanas pueden contribuir a crear gas. Los síntomas comunes incluyen gas, flatulencia, eructos, distensión y dolor abdominal, y malestar. Dado que el gas puede ser grave y debilitante, es esencial entender la manera de deshacerte de él después de comer.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Té de menta
  • Alimentos ricos en probióticos como el yogur o kefir
  • Suplementos de enzimas digestivas
  • Medicamentos de venta libre para los gases

Instrucciones

  1. Siéntate derecho después de comer para disminuir la presión abdominal y ayudar a disminuir la hinchazón y el gas.

  2. Camina después de comer. Moverte ayuda a la digestión y puede reducir el gas y la hinchazón que se producen después de la hora de comer.

  3. Bebe una taza de té de menta inmediatamente después de la comida. La menta ayuda a relajar los músculos del sistema digestivo, lo que permite que el doloroso gas pase más fácilmente.

  4. Come un alimento con probióticos, como el yogur, la sopa de miso o el kéfir. Los probióticos son bacterias naturales que ayudan a reducir los gases. También puedes encontrar probióticos en forma de suplemento.

  5. Toma un suplemento de enzimas digestivas que ayude al cuerpo a digerir y descomponer los alimentos más a fondo.

  6. Consigue un medicamento de venta libre diseñado para ayudar a reducir los gases, como alfa-galactosidasa o simeticona. Las gotas y tabletas de lactosa también pueden ayudar para los gases relacionados con la intolerancia a la lactosa.

Consejos y advertencias

  • Evita futuros episodios de dolorosos gases estomacales masticando bien la comida antes de tragarla. Masticar bien los alimentos los rompe en partículas más pequeñas que son más fáciles de digerir por tu cuerpo.
  • Consulta a tu médico si los síntomas empeoran o si los gases se acompañan de vómitos, pérdida de peso o diarrea. Estos podrían ser síntomas de una condición médica más grave, como el síndrome del intestino irritable.

Más galerías de fotos



Escrito por rose erickson | Traducido por katherine bastidas