Cómo reducir fibromas con la dieta

Los fibromas son brotes benignos que a menudo se desarrollan en las paredes del útero. Según el U.S. Department of Health and Human Services, muchas mujeres desarrollan fibromas uterinos a los 50 años. Los síntomas del crecimiento de fibromas incluyen sangrado menstrual pesado, agrandamiento del abdomen bajo, dolor de la parte baja de la espalda y dolor durante las relaciones sexuales. La causa de estos crecimientos son desconocidas; sin embargo, la enfermedad puede pasarse por la familia. Los niveles hormonales, específicamente de estrógenos y progesterona, controlan el tamaño y el origen de los fibromas. Un factor de riesgo para los fibromas uterinos es la dieta y el peso. Un estilo de vida saludable que incluya un cambio en los hábitos alimenticios puede ser una forma de prevenir o encoger su crecimiento.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Elimina o reduce las cantidades de carne roja y jamón en tu dieta. Según el sitio web Women's Health del U.S. Health Department, consumir estos productos animales te coloca ante el riesgo para el desarrollo de fibromas.

  2. Aumenta la cantidad de verduras verdes que comes. Las verduras pueden incluir lechuga, brócoli, frijoles verdes (green beans), coles de Bruselas o espinaca. Come una ensalada antes de cada comida y agrega al menos una verdura verde tanto en el almuerzo como en la cena. Utiliza el color como tu clave; cualquier vegetal verde tiene el potencial para protegerte del desarrollo de fibromas.

  3. Pierde peso si eres obeso. Crea planes de comidas que disminuyan tu ingesta de calorías. Por ejemplo, considera cortar las porciones a la mitad: si normalmente comes dos pechugas de pollo, prepara sólo una. Esto te dará efectivamente menos cantidad de calorías.

  4. Agrega alimentos integrales, salvado y otros alimentos ricos en fibra a tus comidas. Un efecto secundario de los fibromas puede ser la constipación; la fibra adicional puede eliminar este problema.

  5. Bebe mucha agua diariamente. Controla tu ingesta de agua para asegurarte de que bebes al menos ocho vasos de agua por día.

Consejos y advertencias

  • El ejercicio deberá ser parte de tu plan para evitar fibromas, especialmente si tienes sobrepeso. Crea una rutina de ejercicio que incluya ejercicios cardiovasculares y construcción de músculos. Esto deberá reducir tu peso y mejorar tu salud general. La National Uterine Fibroid Foundation también recomienda tomar antiinflamatorios de venta libre como ibuprofeno, para ayudar a manejar el dolor y reducir el crecimiento de fibromas.
  • El sangrado excesivo proveniente de fibromas puede desencadenar anemia. Si comienzas a tener períodos pesados o excesivos entre los ciclos, consulta a tu médico. Si estás experimentando dolor pélvico y sangrado, no supongas que es un fibroma. Deja que tu médico te examine para excluir cualquier afección más seria.

Más galerías de fotos



Escrito por darla ferrara | Traducido por aldana avale