Cómo reducir el enrojecimiento de los ojos

Cuando tus ojos están rojos o inyectados de sangre es debido a que los vasos sanguíneos en su superficie están irritados y engrandecidos. Hay muchos factores que pueden contribuir a enrojecer los ojos como el polvo o los cuerpos extraños, las alergias y las lesiones en los ojos. Según MedlinePlus, algunas infecciones, entre las que se incluyen la conjuntivitis y la blefaritis, también pueden causar enrojecimiento en los ojos. La mayoría de los casos pueden ser fácilmente tratados en casa, pero si tienes problemas de visión o estás experimentando dolor, debes buscar atención médica.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Compresas frías

Instrucciones

  1. Lávate las manos con frecuencia.

    Lávate bien las manos con agua tibia y jabón. Cuando tus ojos están enrojecidos e irritados es probable que te los toques o frotes instintivamente. Debido a esto, es una buena idea lavarte las manos con frecuencia durante el día. Esto puede ser especialmente útil si tienes una infección ocular que pueda propagarse fácilmente.

  2. Reposa comodamente.

    Acuéstate en un lugar cómodo.

  3. Coloca compresas frías sobre el ojo o los ojos.

    Coloca compresas frías sobre el ojo o los ojos. Si estas son demasiado frías, trata de envolverlas en un paño o una toalla para que se sientan más cómodas.

  4. Permanece con las compresas entre cinco y 10 minutos.

    Extiende las compresas sobre tus ojos entre cinco y 10 minutos.

  5. Repite el procedimiento si tus ojos están irritados.

    Repite el procedimiento anterior durante todo el día cuando tus ojos estén irritados o incómodos.

Consejos y advertencias

  • Las gotas para los ojos que se venden sin receta en las farmacias también pueden ayudar a reducir el enrojecimiento de los ojos. De hecho, algunas gotas están diseñadas específicamente para este propósito.
  • Trata de no frotarte ni rascarte los ojos. Esto puede empeorar el enrojecimiento y también contribuir a la propagación de una infección.
  • Si no tienes ninguna compresa fría a mano, trata de usar una bolsa de verduras congeladas como guisantes o maíz. El pequeño tamaño de los guisantes y el maíz las hacen ideales para ser utilizadas como bolsas de hielo o compresas frías.
  • Si tu ojo está infectado, no uses lentes de contacto o maquillaje hasta que la infección haya desaparecido por completo, recomienda la University of Maryland Medical Center.

Más galerías de fotos



Escrito por anna aronson | Traducido por jane laury