Cómo reducir el enrojecimiento facial por quemadura del sol

En un mundo ideal, nunca nos quemamos con el sol, pero a veces largos días llenos de transpiración y surf pueden tirar abajo nuestros mejores esfuerzos de mantener el filtro solar en su lugar, particularmente en el rostro. La quemadura resultante no sólo duele, sino que deja tu piel inflamada y roja, por las células de la piel dilatadas debido a los rayos UV. Manteniendo tu piel fresca, hidratada y aplicando algunas técnicas sencillas para reducir la inflamación, puedes ayudar a reducir el enrojecimiento y también a aliviar parcialmente el dolor.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Aspirina o ibuprofeno
  • Yogur frío
  • Gel de áloe vera
  • Humectante
  • Agua potable fría
  • Sombrero (opcional)
  • Filtro solar para el rostro

Instrucciones

    Reduce la inflamación

  1. Reduce de inmediato la inflamación tomando un analgésico, ya sea aspirina o ibuprofeno, tan pronto como descubras tu quemadura de sol. Esto también ayudará a reducir el dolor.

  2. El primer día de la quemadura, usa un agente calmante natural tópico como el yogur, que también contiene probióticos curadores, para ayudar a enfriar tu piel y reducir aún más la inflamación. Aplícate el yogur directamente sobre tu rostro y déjalo durante 10 minutos antes de enjuagarte la cara.

  3. Aplícate áloe vera frío para ayudar a calmar la piel en los días posteriores a la quemadura. El áloe vera ayuda a bajar la temperatura de la piel y promueve la sanación, además de resultar más calmante si ha sido enfriado en el refrigerador.

  4. Ponte una crema humectante liviana en tu rostro a diario mientras dure tu quemadura para calmar la piel e hidratarla. Esto ayuda a promover una recuperación rápida, y a evitar que tu piel se pele.

  5. Bebe mucho agua a diario, tanto para hidratar tu cuerpo como para bajar tu temperatura. Esto servirá para una rápida curación y para reducir la inflamación.

    Evita la inflamación y más exposición

  1. Mientras sigas con la quemadura, limita tu exposición al sol ya que tu piel está sensible y es fácilmente afectada en este estado.

  2. Si sales mientras tienes la quemadura en el rostro, protégelo con filtro solar de un factor 15 como mínimo. Ponte un sombrero o visera para una máxima protección.

  3. Trata bien tu piel. Evita los exfoliantes o productos abrasivos para la piel durante el transcurso de tu quemadura para prevenir una mayor inflamación o irritación. Cuando limpies tu rostro, usa un producto suave y sécalo con pequeños golpes con una toalla suave.

Consejos y advertencias

  • Si eres alérgico a los productos lácteos, prueba con una compresa embebida en una solución de avena y agua, o incluso con una toalla de mano empapada en agua helada en lugar del yogur.
  • Si bien los remedios descritos son completamente naturales, si crees que necesitas un tratamiento anti-inflamatorio más potente, busca una crema con hidocortisona en la farmacia y aplícala según sus instrucciones.

Más galerías de fotos



Escrito por aiden summer | Traducido por irene cudich