Cómo reducir el conflicto en un grupo

Cada vez que reunís a un grupo de personas con diferentes orígenes, opiniones y gustos, los situarás en riesgo de un conflicto. El modo en que manejas ese conflicto y las diferentes opiniones del grupo, finalmente afectará la cantidad de problemas que podrías experimentar. Como líder del grupo, es tu responsabilidad adaptarte y permitir que las inquietudes del grupo sean escuchadas y que sus ideas sean aceptadas. Juntos podrán reducir el conflicto intergrupal y ser más proactivos y productivos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Mostrar lealtad y atención a la diversidad, respetando las ideas, conocimientos y opiniones de todos. Cuando no tienes en cuenta las ideas de alguien, porque son diferentes a las tuyas, podrás causar un conflicto ya que tus inquietudes no fueron escuchadas anteriormente, dice el experto en negocios Paul Sloane en su libro, "El Líder Innovador: ¿Cómo inspirar a su equipo e impulsar la creatividad?". Asegúrate de situar los mismos valores en las diferencias del grupo y darle a cada integrante el tiempo para ser escuchado y presentar sus ideas, preguntas e inquietudes.

  2. Frecuentemente comunícate con el grupo. Nadie en tu grupo es adivino, y si no dices lo que quieres, es seguro asumir que tu grupo no sabe lo que quiere. Abre líneas claras a la comunicación, teniendo reuniones o discusiones periódicas, que pueden ayudarte a tener discusiones adultas y respetuosas donde tu grupo será capaz de compartir ideas y trabajar en los reclamos.

  3. En tu grupo separa a las personas de los problemas. Cuando todo te lo tomes a pecho, se te dificultará evitar los problemas, creando ataques personales o quedarte emocionalmente vinculado a los problemas que el grupo tenga. En cambio, recuerda que las personas están separadas de sus ideas y opiniones, cuando te comuniques, céntrate únicamente en los problemas en vez de los defectos de personalidad de esas personas.

  4. Muestra flexibilidad, mediante la adaptación y aceptación de las ideas y opiniones de los demás. Al mantener una mente abierta, te aseguras de que todos en tu grupo tienen la oportunidad de ser oídos y validados, advierte la Asociación de escuelas secundarias de Illinois. También demostrarás que que no valoras tus propias ideas, por sobre las demás del grupo, y que estas dispuesto a aceptar, compartir y aprender con los demás integrantes del grupo.

  5. Confróntate con los conflictos cuando sientas que hay un problema. Evitar el conflicto puede ser una estrategia útil a corto plazo, pero el problema puede ser que se propague y eventualmente estropeará las relaciones intergrupales que tu disfrutas. De acuerdo al Soin School of Business at Rah Wright State (Soin escuela de negocios en Rah Wright State) confrontar al conflicto te permitirá encontrar una solución mutuamente beneficiosa antes de que el problema vuelva a aparecer.

Más galerías de fotos



Escrito por kay ireland | Traducido por shirley marisel rollano