Cómo reducir los carbohidratos para perder grasa corporal

Si estás tratando de perder un poco de grasa corporal, puede que las dietas bajas en carbohidratos logren ayudarte. Estas dietas impulsan al cuerpo a quemar sus propias reservas de grasa como fuente de energía, en vez de recurrir a los carbohidratos, que son la fuente preferida de energía. Existen muchas de estas dietas y existen diferentes guías, pero todos estos programas están de acuerdo en que los dietistas deben eliminar a los carbohidratos refinados de sus dietas y aumentar su consumo de grasa y proteína.

Reduciendo los carbohidratos


Arroz blanco.

Los carbohidratos son la fuente principal de energía en la mayoría de las dietas. Al reducir sustancialmente esta fuente, tu cuerpo debe comenzar a convertir a la grasa corporal acumulada en energía. Para compensar las calorías perdidas, debes consumir grasa y proteína. La mayoría de estas dietas permiten ciertos tipos de carbohidratos, mientras que prohíben otros. En general, no puedes comer carbohidratos refinados ni procesados, como arroz blanco, pasta, galletas, dulces, pasteles y otros alimentos ricos en azúcar.

Qué no eliminar


Brócoli

No elimines a ciertos carbohidratos que contienen nutrientes vitales, particularmente las verduras. Estas son alimentos ideales, ya que son bajos en carbohidratos y ricos en fibra. Los carbohidratos de lenta combustión provistos por las verduras no causan picos en el azúcar en la sangre, lo que significa que es mucho menos probable que tu cuerpo los almacene como grasa. Para perder grasa corporal, elimina las verduras con almidón como el maíz y las papas y continúa comiendo verduras fibrosas y sin almidón, como el brócoli y las verduras de hojas verdes.

Aumentando la proteína


Añade huevos a tu dieta.

Para compensar las calorías perdidas en los carbohidratos, necesitarás añadir fuentes de proteína de calidad, como carne, pescado, huevos, aves de corral y comida de mar. Estos alimentos usualmente no contienen carbohidratos y también son ricos en nutrientes importantes. Algunos ejemplos incluyen las pechugas de pollo, el salmón, el atún, el halibut, el pavo, el pato, las almejas, las ostras, los camarones, la carne de res, de cerdo y la carne de venado.

Aumentando la grasa


Los aguacates son grasas saludables.

Al igual que con la proteína, necesitarás añadir más grasas a tu dieta para compensar las calorías perdidas. El cuerpo y el cerebro necesitan grasas para funcionar correctamente, así que no tengas miedo de comer grasas saludables como aguacates, nueces, aceite de oliva y otros aceites vegetales. Los quesos también son alimentos bajos en carbohidratos ideales para este tipo de dieta, simplemente asegúrate de no exagerar. No perderás grasa corporal si comes demasiadas calorías sin quemarlas a través del ejercicio.

Preferencias personales


Consulta a un profesional si tienes dudas.

El nivel al que reduzcas los carbohidratos para perder grasa depende de varios factores, incluyendo tu peso, género, edad y metabolismo. Algunas dietas bajas en carbohidratos te permiten comer granos como trigo y arroz integral, mientras que otras no lo permiten. Un programa bajo en carbohidratos recomienda hacer un periodo de dos semanas en los que consumas sólo verduras bajas en grasa, seguidas de algunos carbohidratos adicionales después de haber perdido peso. Tú decides exactamente cuántos carbohidratos quieres eliminar. Consulta a un nutricionista antes de intentar seguir cualquier dieta altamente restrictiva.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por ana maría guevara