Cómo reducir las arrugas en el cuello

Cuando se trata del cuidado de la piel, muchas personas se centran en la cara solamente. Sin embargo, cualquier cosa que hagas en la cara, la debes hacer en el cuello también. Si no lo cuidas bien, tu cuello se puede arrugar, aflojarse y no verse para nada atractivo. Sin embargo, puedes mejorar la apariencia y condición de tu cuello para reducir las arrugas y lucir y sentirte más joven.

Nivel de dificultad:
Moderadamente difícil

Instrucciones

  1. Asegúrate de que estás recibiendo todos los nutrientes que necesitas, revisando tu dieta. Necesitas mucha vitamina C, E y A para mantener la piel suave y libre de arrugas. Para aumentar tu ingesta de estas vitaminas, come cítricos, leche baja en grasa, zanahorias y vegetales de color verde oscuro. Un multivitamínico también podría ser una buena idea. Bebe abundante agua, también, ya que una hidratación adecuada mantiene tu piel suave.

  2. Usa una crema hidratante en tu cuello cada día. Una crema hidratante sin aceite es mejor, ya que no va a obstruir los poros. Frótate la crema después de limpiarte la cara y el cuello cada mañana y noche, partiendo desde la clavícula, hasta la barbilla.

  3. Usa protector solar cuando estés afuera, que contenga por lo menos SPF 15. El daño solar es una de las principales causas de las arrugas, por lo tanto, mantente protegida para evitar la formación futura.

  4. Ejercita tu cara y cuello cada día. Esto reforzará la musculatura del cuello y tirará de la piel caída. Trata sentarte y levantar la cabeza hacia el techo. A continuación, frunce los labios hacia arriba como si estuvieras tratando de besar el cielo. Para un entrenamiento adicional, saca la lengua y trata de tocar la barbilla con ella. Después de mantenerlo durante varios segundos, debes sentir la tensión en el cuello.

  5. Discute los tratamientos con láser con tu dermatólogo. Si ningún método funciona, puede ser que necesites un tratamiento más fuerte como la terapia con láser. Durante este tratamiento, el láser es apuntado al cuello y daña las capas superiores de la piel. Una vez curada, esta piel se verá más firme y suave.

Más galerías de fotos



Escrito por brenda barron | Traducido por sofia loffreda