¿Cómo se recuperan los jugadores de fútbol después de los juegos?

El fútbol es un deporte emocionante para los espectadores y los jugadores por igual. La naturaleza física del juego requiere que los jugadores mantengan su cuerpo en forma para evitar lesiones. Incluso los jugadores con una amplia formación y preparación suelen terminar físicamente agotados al final de un juego. Las personas deben tomar las medidas necesarias para recuperar la fuerza y ​​resistencia para el siguiente partido.

La reposición de fluidos


Reponer los fluidos perdidos es una parte importante de la recuperación

Durante un partido de fútbol los jugadores pierden fluidos valiosos que mantienen su cuerpo en optimas condiciones. El esfuerzo físico que ellos realizan en el campo a menudo los deja deshidratados al final de un juego. Es importante que beban mucha agua en las horas inmediatamente posteriores al partido ya que de ésta manera renovarán los líquidos perdidos durante el partido. Además, los electrolitos esenciales también se agotan y deben ser sustituidos para ayudar a retener los fluidos en el cuerpo. Varias bebidas deportivas incluyen en su fórmula electrolitos y son una manera conveniente para reponer estos nutrientes.

Comer correctamente

Los jugadores de fútbol queman una gran cantidad de calorías gracias al esfuerzo físico que logran durante el partido. Los jugadores deben comer alimentos ricos en proteínas y carbohidratos complejos después del partido. Los nutrientes y las calorías valiosas se encuentran en las carnes magras, los frutos secos, el pescado y los granos enteros, éstos proporcionan al cuerpo los elementos básicos que necesita para reparar el tejido muscular dañado y reemplazar los nutrientes perdidos.

El tratamiento para un músculo lesionado

Incluso los atletas con el mejor estado físico sufren distensiones musculares debido al excesivo esfuerzo que hacen durante un partido de fútbol. Los músculos lesionados deben ser tratados mediante la aplicación de hielo durante 20 minutos cada hora mientras esté despierto. El hielo ayuda a disminuir el dolor y la inflamación asociada con las lesiones musculares. Una vez que la inflamación haya disminuido puedes relajar los músculos y reducir el dolor con calor. Nunca apliques el hielo o el calor directamente sobre la piel desnuda asegúrate de colocar un paño o una toalla entre la piel y la aplicación. La aspirina y el ibuprofeno son agentes anti-inflamatorios eficaces y se deben tomar según sea necesario después de un partido.

El descanso correcto

Es esencial que los jugadores se recuperan de un partido de fútbol, para que así sea, deben lograr un descanso adecuado. Evita las actividades agotadoras que requieran que hagas un esfuerzo de los músculos adoloridos. Una buena noche de sueño es esencial para la recuperación de los jugadores de fútbol. Durante la noche las hormonas de crecimiento son liberadas de la glándula pituitaria en el cerebro. La hormona del crecimiento estimula el crecimiento muscular, la reparación y ayuda a los atletas a recuperarse de un partido difícil. El sueño adecuado también ayuda a los atletas a recuperar la agudeza mental que la fatiga suele disminuir.

Más galerías de fotos



Escrito por nicholas coppola | Traducido por jose fortunato