Recuperación de los músculos del pecho.

Un lesión del músculo pectoral o del pecho puede ser muy debilitante. El músculo del pecho se utiliza para casi todos los movimientos de la parte superior del cuerpo, y como posiblemente te acabas de enterar, incluso algunos del torso y del tren inferior. Con el simple acto de estornudar podrías aterrizar en el suelo, retorciéndote de dolor. Saber cómo recuperarte de una lesión en el pecho puede reducir significativamente el tiempo que pasas dolorido, y volver a estornudar sin sentir que alguien rompió tu músculo pectoral a la mitad.

Tipos

Las lesiones del pecho pueden presentarse de muchas formas, desde lesiones mayores como un desgarro del pectoral a lesiones menores, como un moretón. Una lesión común del pecho es el tirón muscular, algo que la mayoría, si no todos nosotros hemos experimentado en algún momento u otro de nuestra vida, incluso si no se encuentra en el centro de la región del pecho. Según indica la Clínica Mayo, los tirones musculares suelen producirse debido a sobrecarga en el músculo o algún movimiento inadecuado.

Características

Cuando un músculo se estira o tensa, a menudo los efectos se sienten de inmediato. Si esto ocurre, deja lo que estés haciendo e inmoviliza el músculo del pecho lo mejor que puedas. Experimentarás seguramente inflamación, aumento del dolor y de la rigidez al punto en que te será difícil mover el músculo. Podrías incluso comenzar a experimentar espasmos musculares, que pueden ser extremadamente dolorosos, dependiendo del grado de la tensión. Si tienes entumecimiento o vetas rojas en el área del pecho, consulta a tu médico tan pronto como sea posible.

Cuidado y plazo

El primer paso en el proceso de recuperación es la inmovilización. El descanso es parte de la recuperación de una lesión muscular en el pecho. Los tirones musculares del pecho leves a moderados pueden sanar entre tres y seis semanas, en el supuesto de que el tratamiento sea adecuado durante la fase de recuperación. Durante este tiempo, el médico podría recomendar medicamentos de venta libre como el acetaminofeno o ibuprofeno para ayudar a eliminar el dolor y la hinchazón. Durante los primeros días después de la lesión, se puedes usar una bolsa de hielo entre 15 y 20 minutos varias veces al día, directamente en el músculo lesionado. La temperatura del hielo ayudará a reducir la hinchazón y el dolor en la zona afectada y en las articulaciones circundantes.

Advertencia

La compresión con una venda elástica a veces puede ayudar a reducir la inflamación en los músculos de la pierna o el brazo; sin embargo se debe prestar atención si se elige esta opción para tu pecho. Una compresión demasiado fuerte en la zona del pecho no sólo podría cortar la circulación, sino también disminuir tu capacidad para hacer una respiración completa. Si comienzas a sentir entumecimiento o falta de aire en el pecho, quita o afloja la venda de inmediato.

Prevención

Puedes prevenir tirones musculares en el pecho haciendo estiramientos todos los días después de haberte movido alrededor de un par de horas. Estirar o intentar ejercicios intensos si tus músculos están fríos puede aumentar la probabilidad de lesionar un músculo; por lo tanto, siempre es mejor calentar y relajar los músculos del pecho con 3 a 5 minutos de estiramientos. No intentes levantar pesos demasiado grandes para ti porque pueden aumentar significativamente las posibilidades de lesionar un músculo del pecho. Antes de intentar levantar un objeto pesado, separa las piernas al ancho de los hombros, flexiona las rodillas y, con el objeto todavía en el suelo, utiliza suavemente los dos brazos para evaluar su peso.

Más galerías de fotos



Escrito por nicholas bragg | Traducido por sergio mendoza