Cómo recortar el vello púbico de la mujer

De acuerdo con Milady's Standard: Fundamentos de Estética, la llegada del traje de baño bikini en la década de 1980 hizo popular que las mujeres acorten el largo de su vello púbico. Si deseas recortar tu vello púbico para llevar con seguridad un traje de baño o por otra razón, puedes hacerlo en la comodidad de tu propia casa, aunque tiende a ser un proceso largo y tedioso.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Tijeras
  • Periódico
  • Silla
  • Peine
  • Espejo

Instrucciones

  1. Despliega una hoja de periódico y colócala en el asiento de una silla. Despliega una segunda hoja de periódico y colócala debajo de la silla. Esto hará que la limpieza sea rápida y fácil después de que hayas terminado el recorte de tu vello.

  2. Siéntate en la silla con las rodillas separadas. Si no puedes mirar hacia abajo e inclinar la pelvis de tal manera que veas adecuadamente tu área púbica, es posible que desees sentarte delante de un espejo para asegurarse de que puedes ver lo que estás haciendo y no cortarte accidentalmente.

  3. Coloca el peine en el pelo púbico en tu monte de Venus, que es la zona de la vulva justo por encima de tu hueso púbico y usa las tijeras para recortar el vello púbico sostenido con el peine. Según el libro Clinical Cosmetology, este es el camino más seguro para cortar el pelo, porque el peine está siempre entre las tijeras y la piel, lo que te protege de cortarte de forma accidental.

  4. Continúa recortando un lado de los labios vaginales con el peine y las tijeras. Sólo recorta los vellos que aparecen externamente por ahora. Si lo deseas, puedes recortar otros vellos que se encuentren en las grietas que no puedes alcanzar con tu peine más tarde. Cuando este lado de tus labios haya sido recortado lo suficiente, corta el otro lado de tus labios.

  5. Recorta cualquier exceso de vello que no hayas sido capaz de recortar de manera suficiente sosteniendo el cabello entre los dedos con una mano y recortando el pelo con la otra. Recorta el pelo sobre los dedos que lo sujetan para que no cortes accidental la piel sensible de tu zona púbica.

  6. Desecha el diario de la silla y el suelo cuando hayas terminado de recortar el vello púbico. Asegúrate de que lavas el peine y las tijeras que utilizaste para recortar tu vello púbico antes de su uso futuro.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh wittman | Traducido por natalia pérez