Cómo reconstruir músculos de la pantorrilla después de la rotura del tendón de Aquiles

El tendón de Aquiles conecta el músculo de la pantorrilla, compuesto por los músculos gemelos y sóleo, al hueso del talón en el pie. Esta conexión permite el movimiento de los músculos de la pantorrilla para mover el pie en la flexión plantar (hacia abajo) y dorsiflexión (hacia arriba) y es vital para carreras de velocidad, saltos y otras actividades. El tendón se compone de fibras de colágeno entrelazadas. Cuando se rompe el tendón, estas fibras podrán separarse del músculo de la pantorrilla. La cirugía se realiza para volver a unir el tendón. El tiempo de recuperación puede tomar seis meses o más, y es importante seguir las recomendaciones adecuadas para rehabilitar el tendón y reconstruir el músculo de la pantorrilla. Siempre consulta con tu médico antes de iniciar cualquier nueva rutina para una ruptura del tendón de Aquiles.

Alternativas iniciales de tratamiento

La mayoría de los pacientes que tienen una rotura del tendón de Aquiles se someten a cirugía. Las posibilidades de recuperar toda la fuerza son buenas y las posibilidades de volver a lesionarse son menores del cinco por ciento. Después de la cirugía, estarás en muletas y con yeso duro entre dos y cuatro semanas. Es importante tratar de mantener el pie elevado por encima del corazón tanto como sea posible para reducir la hinchazón. No debe haber ningún peso sobre el pie lesionado, ya que esto podría causar una nueva lesión al principio del proceso de recuperación.

Movimientos iniciales de rehabilitación


Una vez que te quitan el yeso, puedes empezar el proceso de rehabilitación con ejercicio.

Después de retirar el yeso, deberás usar una bota para caminar y puedes comenzar la fase inicial de rehabilitación del tendón lesionado y el músculo de la pantorrilla. Puedes comenzar a levantar peso sobre el pie lesionado mientras usas una bota para caminar, y podrías iniciar los ejercicios de movimiento. Debes realizar series de flexiones y extensiones, y círculos con los tobillos, con 20 repeticiones cada una, tres veces al día. Podría presentarse inflamación, y debes tratar de mantener el pie elevado por encima del corazón tanto tiempo como sea posible.

Inicio de los ejercicios de fortalecimiento


Después de dos meses puedes iniciar ejercicios de fortalecimiento.

Aproximadamente de ocho a 12 semanas después de la cirugía, puedes empezar a hacer ejercicios básicos de fuerza con el tobillo lesionado. Debes usar una bota para caminar y continuar elevando la pierna siempre que sea posible para reducir la hinchazón. Para este período inicial de fortalecimiento, utiliza una banda elástica alrededor del tobillo. Con la banda en el tobillo, deberás realizar los siguientes ejercicios: flexión plantar (los dedos de los pies apuntando hacia abajo); dorsiflexión (los dedos de los pies apuntando hacia arriba); inversión del tobillo (rotación hacia adentro) y eversión del tobillo (rotación hacia el exterior). Se recomienda hacer treinta repeticiones de cada uno, una vez al día. Siempre consulta con tu fisioterapeuta o médico antes de iniciar estos ejercicios de fuerza después de la cirugía.

Reconstrucción completa del músculo de la pantorrilla


Espera de ocho meses a un año para la recuperación total y la práctica de actividades de alto impacto nuevamente.

A partir de 12 semanas en adelante, puedes ser capaz de empezar a caminar sin ayuda (siempre obtener la autorización de tu médico por anticipado). Debes continuar los ejercicios con la banda elástica y usar una de mayor resistencia. También puedes empezar a hacer ejercicios más complejos, incluyendo estiramientos de pantorrilla, elevaciones y equilibrio sobre una sola pierna. En el caso de las elevaciones de la pantorrilla, comienza por el primer par de meses con las dos piernas al mismo tiempo; realiza el ejercicio cada tercer día. Después de dos o tres semanas, comienza las elevaciones de las pantorrillas con dos pies, bajando sólo con el pie lesionado, 10 repeticiones diarias. Por último, a seis meses de la operación, debes hacer la elevaciones únicamente con el pie lesionado. Espera de seis a ocho meses después de la operación para hacer ejercicio ligero, y de ocho a 12 meses para reanudar todas tus actividades deportivas.

Más galerías de fotos



Escrito por carl putman | Traducido por sergio mendoza