Reconstruir el cuerpo después de haber padecido mononucleosis

La mononucleosis es una enfermedad que resulta de una infección viral, la cual puede durar varias semanas y hacer que después te sientas débil y fatigado. Puede ser que no te sientas totalmente recuperado durante un mes o más después de que la enfermedad haya desaparecido. Durante este tiempo, es importante descansar lo suficiente y comer alimentos nutritivos para reconstruir tu fuerza.

Descanso

Puedes ayudar a tu cuerpo a recuperarse de la mononucleosis obteniendo la mayor cantidad de descanso que tu cuerpo necesita. Puedes sentirte muy cansado incluso después de que el médico te da la autorización para empezar a trabajar o asistir a la escuela de nuevo. Descansa lo más que puedas y vuelve a tu horario regular de forma gradual en lugar de intentar reanudar tu ocupada agenda desde el principio. Tu médico puede estar dispuesto a ofrecerte una nota para tus profesores o tu trabajo en la que verifica tu condición.

Nutrición

Come alimentos nutritivos regularmente, incluso si no sientes hambre, porque tu cuerpo necesita los nutrientes para reponer fuerzas. Los alimentos que son benéficos después de recuperarte de una larga enfermedad, como la mononucleosis, incluyen a aquellos que son ricos en antioxidantes, como los vegetales de hojas verdes, pimientos, arándanos, tomates y cerezas. También evita los alimentos refinados y procesados, así como las carnes rojas y los alimentos que contienen grasas trans. No bebas alcohol mientras te estás recuperando de la mononucleosis. El hígado puede haberse inflamado por tu enfermedad y el alcohol puede ser demasiado duro para él mientras se recupera.

Ejercicio

Tu médico te puede dar la autorización para comenzar a correr o nadar alrededor de un mes después de que te hayas recuperado de la mononucleosis, según indica la University Health Service en la Universidad de Rochester. Evita los deportes de contacto como el fútbol o el rugby hasta que tu médico te de autorización. Incluso si te sientes totalmente recuperado, el bazo todavía puede estar inflamado y romperse durante el juego brusco. No importa con qué deportes o ejercicios comiences, toma las cosas con calma al principio para darle tiempo a tu cuerpo de adaptarse a hacer ejercicio de nuevo. Si te sientes cansado o con dolor mientras haces ejercicios, detén la actividad.

Cuándo consultar a tu médico

Si te sientes anormalmente cansado después de dos o tres meses, consulta a tu médico. También busca atención médica si comienzas a tener convulsiones, dificultad para respirar, inflamación o agrandamiento de los testículos, si tu piel o la parte blanca de tus ojos se ve de color amarillo, si comienzas a experimentar problemas con tu coordinación o si experimentas parálisis facial. Estos síntomas pueden indicar que has desarrollado una infección secundaria o que se han desarrollado complicaciones por el virus.

Más galerías de fotos



Escrito por natalie smith | Traducido por maria del rocio canales