Cómo reconstruir el cabello dañado

Escrito por tammy dray | Traducido por alejandra prego

El cabello que se encuentra severamente dañado posiblemente no se puede recuperar. Sin embargo, hay mucho que puedes hacer para reconstruir el cabello si actúas rápidamente y le aplicas tratamientos intensivos. Mientras tanto, debes cortar las puntas florecidas y tanto cabello dañado como sea posible. Acude a un profesional para que lo haga, especialmente si piensas dejarte el cabello corto. De esa forma tendrás un corte que te encantará hasta que crezca el pelo nuevo.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Cápsulas de vitamina E
  • Aceite de oliva

Instrucciones

  1. Deja de usar electrodomésticos para el cabello, como las planchas alisadoras y los secadores durante un tiempo. El calor puede quemar aún más el cabello dañado. Además debes evitar las permanentes y otros tratamientos químicos que pueden dejarte el cabello seco y encrespado.

  2. Hazte tratamientos de acondicionamiento profundo dos veces por semana usando productos formulados especialmente para el cabello dañado. También puedes usar cápsulas de vitamina E (simplemente debes abrirlas y verter el contenido) o aceite de oliva. Para obtener mejores resultados, calienta el aceite durante unos segundos en el microondas antes de aplicarlo sobre el cabello recién lavado.

  3. No laves tu cabello a diario. Esto le quita los aceites naturales, dejándolo más seco y quebradizo al peinarlo o manipularlo. En su lugar, lávalo dos o tres veces por semana o con menos frecuencia, si tu cabello es naturalmente seco.

  4. Cambia por productos especialmente formulados para el cabello dañado. También puedes probar champús etiquetados como suaves que no secarán o le quitarán los aceites naturales a la cabellera. Si tienes el pelo teñido, usa productos especialmente creados para este tipo de cabello que son más ricos o dejan tu pelo más suave mientras mantienen su color.

  5. Prueba remedios caseros para el cabello dañado. Puedes aplicar mayonesa o un huevo batido directamente sobre la cabellera (omite el cuero cabelludo). Envuelve una toalla húmeda tibia alrededor de la cabeza y déjala durante unos minutos. Lava y enjuaga en la forma usual.

  6. Toma un multivitamínico. Si bien las vitaminas no reparan el cabello que ya está dañado, esto te ayudará a que el nuevo cabello crezca más fuerte y más rápido.