Recomendaciones de la Sociedad de Cáncer para el Papanicolaou

Ya no se recomiendan frotis de Papanicolaou anuales.

En 2012, el Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de los EE.UU. y la Sociedad Americana del Cáncer recomienda menor frecuencia de examinación por cáncer cervical para las mujeres estadounidenses. La recomendación puede parecer contraria a la intuición, ya que un diagnóstico precoz del cáncer a menudo ofrece los mejores resultados del tratamiento, sin embargo, se recomiendan pruebas de detección de cáncer cervical menos frecuentes, ya que toma un tiempo relativamente largo, hasta 20 años, para que las células del cáncer de cuello uterino se desarrollen a partir de células cervicales normales.

Un frotis de Papanicolaou es una prueba de detección para el cáncer cervical. Durante un examen con espéculo, el médico recoge muestras de células de las paredes interiores y exteriores del cuello del útero y un laboratorio examina las células del cuello uterino bajo un microscopio. Los resultados anormales del Papanicolaou indican que las células parecen atípicas. Las células cervicales atípicas se clasifican en categorías en función del nivel de cambio que demuestran, que van de normal a canceroso: displasia leve, también conocida como neoplasia intraepitelial cervical, o CIN 1, displasia moderada o CIN 2 y la displasia severa o CIN 3, que también se llama carcinoma in situ.

Aproximadamente el 70 por ciento de células atípicas y CIN 1 regresan en un plazo de seis años. Sólo el 10 a 20 por ciento de las células CIN 3 eventualmente desarrollan cáncer cervical. Las mujeres que fuman o que están desnutridas, inmunocomprometidas o que tienen antecedentes familiares de cáncer de cuello uterino tienen mayor riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino del virus del papiloma humano, o VPH, una infección de transmisión sexual. El VPH infecta a las mujeres jóvenes cuando se vuelven sexualmente activas, pero la mayoría de las mujeres son capaces de eliminar la infección de su cuerpo dentro de unos años. Sólo un pequeño porcentaje de mujeres infectadas con cepas de VPH tienen alto riesgo de desarrollar cáncer de cuello uterino.

Las directrices de evaluación en 2012 se aplican a las mujeres sin antecedentes de displasia cervical. Las directrices establecen: Las mujeres no deben tener una prueba de Papanicolaou antes de los 21 años. Aquellas entre las edades de 21 y 65 años deben hacerse un frotis de Papanicolaou una vez cada tres años. Si tienes 30 años o más, obtén una prueba de Papanicolaou una vez cada cinco años, si tienes un historial de pruebas de Papanicolaou normales y negativas. Si has tenido tu cerviz eliminada durante una histerectomía por razones benignas o si eres mayor de 65 años, ya no es necesario tener pruebas de Papanicolaou realizadas a menos que tengas antecedentes de displasia cervical, en cuyo caso se deben seguir las pruebas de Papanicolaou durante 20 años después que los resultados de la prueba de Papanicolaou regresaran a la normalidad.

Aunque la mayoría de las mujeres sólo necesitan una prueba de Papanicolaou cada tres a cinco años, aún es importante tener un examen físico completo anual, con un examen de seno y pélvico. El examen pélvico se realiza para determinar si hay dolor o agrandamiento del útero o de los ovarios. Ten en cuenta que una prueba de Papanicolaou es una prueba sólo para el cáncer cervical, no vaginal, uterino o de ovario.

Foto: Keith Brofsky/Photodisc/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por dr. martha e. wittenberg
Traducido por antonella iannaccone