¿Es recomendable escalar por el lado más irregular de una montaña?

Escalar una montaña es una excelente experiencia al aire libre, y hacerlo, por lo general, mejora la resistencia cardiovascular y fortalece una gran cantidad de músculos. Escalar una montaña requiere de un movimiento sinérgico por parte de los músculos, lo que se realiza al balancear el peso del cuerpo. Sin embargo, esto puede ser difícil, dependiendo de la dirección en la que escales y del terreno que posea la montaña. Una escalada desafiante puede conllevar a ejercitarte efectivamente y, además, hay muchos beneficios que puedes obtener cuando decides escalar el lado más irregular de una montaña.

Ejercicio pliométrico

Escalar el lado más irregular de una montaña ofrece una forma aumentada de ejercicio pliométrico: como trotar o saltar, los ejercicios pliométricos mejoran la elasticidad muscular para un mejor rendimiento. Este tipo de ejercicio aumenta sus efectos al escalar la parte más desafiante y más irregular de una montaña, ya que el cuerpo sufrirá mayores cambios de impulsos al moverse. Estos impulsos activan los músculos centrales de estabilidad, como los abdominales, y estimulan los músculos de la parte superior del cuerpo, al ritmo del movimiento de las piernas. Los efectos de este proceso aumentarán al escalar el lado más irregular de la montaña

Beneficio cardiovascular

Un número mayor de impulsos también conlleva a un mayor ejercicio cardiovascular. Escalar el lado más irregular de una montaña, por lo tanto, es un excelente entrenamiento cardiovascular. Aumenta el número de movimientos que estimulan los músculos del corazón, los pulmones y el pecho. Esta estimulación acelera el flujo sanguíneo y, con ello, el intercambio de oxígeno en el cuerpo. Al escalar el lado más irregular de una montaña regularmente, tu rendimiento cardiovascular se verá desarrollado.

Mejora de la parte baja del cuerpo

Escalar el lado más irregular de una montaña hará que se desarrollen más los músculos de la parte baja de tu cuerpo. Esto se debe a que, al mover las piernas hacia delante y hacia atrás, trabajas los cuádriceps y los tendones. Los cuádriceps flexionan las articulaciones de la cadera y hacen que la rodilla se expanda a medida que las piernas son empujadas y tiradas durante la escalada. Los tendones trabajan en dirección contraria a los cuádriceps, al flexionar las rodillas y expandir la cadera con cada paso que das. El músculo de los glúteos, el más grande de la parte baja del cuerpo, ayuda a expandir la cadera. Un terreno más áspero conlleva a un esfuerzo mayor por parte de estos músculos al moverse, desarrollando todos los músculos de la parte baja del cuerpo.

Beneficios psicológicos

Escalar el lado más irregular de una montaña puede generar una intensa experiencia psicológica. Decidir escalar este lado de una montaña es enfrentar un reto: es riesgoso, requiere planificar con cuidado y observar el terreno e incluye obstáculos a lo largo del camino. El lado irregular de una montaña merece meditación. Para recorrer un terreno difícil debes tomar medidas de seguridad y, por lo tanto, es necesario que te concentres y te enfoques en lo que estás haciendo. Un escalador debe estar al tanto de su cuerpo, concentrado en el momento y cuidando todos sus movimientos. El terreno irregular puede ser presentarse con muchos altos y bajos, lo que contribuye a volverte más dócil hacia estas situaciones y a mejorar tus habilidades de atención, cualidades que facilitan las relaciones saludables y el emprendimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por dennie ho | Traducido por eduardo sanchez