¿Es recomendable comer dátiles durante el embarazo?

Si tienes muchas ganas de comer dátiles (dates) durante el embarazo, te encantará saber que estas exquisitas frutas te ofrecen una gran cantidad de nutrientes que ayudan al crecimiento de tu bebé y otros componentes que mejoran tu propia salud. Las mujeres embarazadas que no conozcan los dátiles, podrían encontrar una excelente ocasión para probarlos. Estas sanas frutas ayudan a evitar complicaciones comunes en el embarazo, como la anemia y el estreñimiento, y contribuyen a una nutritiva dieta para el embarazo.

Dátiles

Los dátiles han sido cultivados por más de 6.000 años, lo que los convierte en una de las frutas más antiguas cultivadas. Si bien hay cientos de variedades en el mundo, sólo 12 son vendidas en los Estados Unidos. Los dátiles blandos tienen un gran contenido hidratante y un sabor muy dulce, mientras que los dátiles semi-secos son más masticables y menos dulces. Los dátiles secos no suelen ser ingeridos solos, pero sí como parte de platillos. Los dátiles pueden ser parte de platillos o comerse solos.

Nutrición en el embarazo

Las mujeres embarazadas necesitan ingerir 300 calorías más por día que lo normal para ganar el peso suficiente que requiere un embarazo. En lugar de comer alimentos altos en calorías, pero bajos en nutrientes, si estás embarazada debes ingerir comida rica en nutrientes, como los dátiles, que te ofrecen muchas vitaminas y minerales, acompañados por las calorías que necesitas. Si bien es importante consumir la cantidad diaria de vitaminas y minerales durante el embarazo, otros nutrientes importantes para el desarrollo del bebé y de la mamá son el calcio, el hierro y el ácido fólico.

Los nutrientes en los dátiles

Un dátil medjool (una especie de dátil dulce, famosa por su carne suave y tierna) rico en nutrientes tiene alrededor de 66 calorías. Comerse unos cuantos como un tentempié es una forma nutritiva de postre durante el embarazo. Los dátiles son ricos en potasio, el cual te ayuda a mantener los electrolitos balanceados en tu cuerpo, mientras tu volumen de sangre se expande. Los dátiles también contienen calcio, que ayuda al crecimiento de los huesos del feto, y hierro, que previene la anemia y evita que te sientas fatigada. Los dátiles también suministran vitamina B3, vitamina B5, vitamina B6, ácido fólico, zinc, manganeso y magnesio.

Fibra

La fibra en una dieta para el embarazo suele ser omitida, pero mantener un consumo adecuado de fibra te puede ayudar a prevenir complicaciones comunes en el embarazo, como estreñimiento y las hemorroides. Una dieta rica en fibra en los primeros meses del embarazo reduce el riesgo de que haya preeclampsia en los últimos meses, de acuerdo a un estudio publicado en el "Diario Americano de la Hipertensión" en agosto de 2008.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por eduardo sanchez