Cómo recoger las rodillas cuando corres

Una buena forma para correr, incluyendo levantar las rodillas adecuadamente, puede ayudar a aumentar la velocidad y la eficacia de tus carreras. Las rodillas en alto a menudo son utilizadas para correr en velocidad; la acción explosiva de levantar las piernas rápidamente del suelo y en lo alto ayuda a que te muevas rápido. Hay técnicas y ejercicios que puedes utilizar para ayudar a levantar las rodillas más alto cuando corres. Tu forma de correr debería sentirse cómoda y no causarte ningún dolor, así que evita que las rodillas vayan mucho más alto de lo normal, en las carreras día a día.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

    Ejercicio de rodillas altas

  1. Practica un ejercicios de rodillas altas mientras te paras en un solo lugar. Esto es más seguro que intentar levantar las rodillas más alto mientras corres sin experiencia previa. Párate con tus brazos a los lados y las piernas a la distancia de los hombros.

  2. Levanta las rodillas de a una a la vez para que lleves cada muslo en paralelo al suelo. Estarás marchando en el lugar. Comienza moviendo los brazos, doblados en el codo, hacia atrás y hacia adelante con un movimiento típico de un corredor. Mueve el brazo opuesto hacia adelante de la pierna que estás levantado y viceversa.

  3. Comienza a recoger las rodillas lo más rápido que puedas mientras lo hagas. Continúa por 60 segundos. Detente y descansa por 30 segundos. Repite si lo deseas.

    Rodillas altas mientas corres

  1. Utiliza una buena forma básica cuando corras. Mira hacia adelante y mantén el cuello y la cabeza en lo alto y cae con la punta de tus pies. Las rodillas se levantarán naturalmente hacia un lugar cómodo mientras lo hagas.

  2. Levanta las rodillas derecho al frente y no hacia los costados cuando corras. Esto te ayudará a mantener tu equilibrio mientras estás corriendo con las rodillas en alto. Evita patear hacia atrás con las piernas. Balancea tus brazos sin moverlos de un lado al otro y recuerda mantenerlos cerca de tu cuerpo.

  3. Al principio ve lentamente y aumenta gradualmente la velocidad. Disminuye la velocidad si la forma comienza a deteriorarse.

Consejos y advertencias

  • Desarrolla una forma de correr que funcione para ti y que te ayude a llegar a tus metas, pero tómate tu tiempo para llegar. Tienes que levantar las rodillas cuando corras, así que escoge levantarlas hasta un lugar que se sienta cómodo y sin dolor. No te empujes más de lo que estás preparado para un tiempo determinado. Trabaja lentamente para levantar las rodillas cada vez más alto para ayudarte a moverte más rápido cada vez que corres.
  • Ten cuidado con levantar las rodillas demasiado alto mientras corres, ya que esto aumenta el riesgo de lesiones debido al estrés en tus articulaciones desde el impacto. Levanta las rodillas sólo tan alto como se sienta cómodo para ti y deja de correr inmediatamente si sientes algún dolor en las rodillas, los pies o los tobillos.

Más galerías de fotos



Escrito por jennifer leigh | Traducido por sebastian castro