Recetas de licuados de proteína suero de leche

Derivada de la porción líquida de la leche de una vaca, la proteína de suero de leche es un tipo de proteína fácil de digerir. Los expertos notan que este tipo de polvo de proteína se usa frecuentemente para manejar el peso, fortaleza muscular y la recuperación del ejercicio. La dosis debe ajustarse al uso previsto. Utiliza diariamente 50 gramos como un supresor de apetito, 45 gramos tres veces a la semana para fortaleza muscular o 25 gramos siguiendo a cada rutina de ejercicio para recuperación. Experimenta con diferentes sabores para añadir variedad a tus licuados de proteína. El polvo viene en sabores de chocolate, vainilla y fresa.

Receta básica

Para un licuado básico de proteína de suero de leche, mezcla tu polvo con 1 1/2 tazas de agua. Mueve la mezcla para romper cualquier grumo y añade hielo. En lugar del agua simple, puedes usar agua de sabor, bebidas deportivas, leche o jugo de frutas.

Licuado de moras

Para un licuado de desayuno, licúa 1 1/4 tazas de moras mezcladas con una taza de azúcar, 1/4 de taza de queso cottage y la cantidad deseada de proteína de suero de leche. Añade un poco de substituto de azúcar o miel para endulzar el licuado. La proteína sabor vainilla o chocolate complementan el sabor de las moras y puedes fácilmente substituir la misma cantidad de yogurt bajo en grasa por el queso cottage.

Licuado rico en fibra

La linaza y el germinado de trigo le pueden añadir valiosa fibra a tu licuado de proteína. Licúa tu polvo de proteína con una taza de yogurt de vainilla bajo en grasa, una taza de moras azules, 1/2 taza de leche, una cucharada de linaza molida y una cucharada de germinado de trigo. En lugar de la leche de vaca, puedes substituir con la misma cantidad de leche de soya, almendra o arroz. Cualquier sabor de polvo de proteína funcionará con esta receta. Si escoges el polvo sabor chocolate, intenta añadir un poco de menta fresca o extracto de menta al licuado.

Licuado de mantequilla de maní y plátano

Usa polvo de proteína de vainilla o chocolate para un licuado espeso de mantequilla de maní y plátano. Combina el polvo con 3/4 tazas de leche, 1/2 plátano, dos cucharadas de mantequilla de maní y unos hielos. Licúa hasta que quede sin grumos.

Más galerías de fotos



Escrito por kat black | Traducido por monica del valle