Receta casera para enjuague bucal

El mal aliento es vergonzoso, pero es a menudo una condición que es fácil de arreglar en casa. Una buena higiene oral, incluyendo el uso de enjuague bucal, puede prevenir o eliminar el mal aliento. Los enjuagues bucales caseros están hechos de ingredientes comunes y fáciles de obtener. Algunos enjuagues bucales tienen antiséptico, propiedades mata gérmenes que atacan la fuente del mal aliento y ayudan a prevenir enfermedades de las encías. Los enjuagues bucales antisépticos caseros usan alcohol o peróxido de hidrógeno para eliminar los gérmenes.

Bicarbonato de sodio

Un enjuague bucal simple utiliza el bicarbonato de sodio para refrescar el aliento. Mezcla ¼ de cucharadita de bicarbonato de sodio con 2 oz de agua y añade una gota de aceite esencial de menta. TeensHealth, un sitio web mantenido por la Nemours Foundation, dice que un enjuague bucal casero con bicarbonato de sodio puede ayudar a aliviar el dolor de las aftas si se utiliza cuatro veces al día. Mezcla 1 cucharadita de bicarbonato de sodio y una cucharadita de sal con 4 oz de agua y enjuaga. Haz pequeños lotes de enjuagues de bicarbonato de sodio, lo suficiente para un día o dos, porque no se almacena bien por mucho tiempo.

Hierbas y especias

Se puede hacer un enjuague bucal con una infusión de hierbas o especias en agua. Las hierbas frescas funcionan mejor y puedes utilizar una sola o una combinación con una receta sencilla. Hierve 1 pt. de agua y vierte 2 cucharadas soperas de hierbas en un tarro. Deja que la mezcla repose toda la noche y luego cuela las hierbas y guárdala en el refrigerador. La menta y el romero son hierbas comunes y eficaces para un enjuague bucal. El clavo es un antiguo remedio para un aliento fresco y se prepara de la misma manera pero utilizando sólo 1 cucharada de clavo.

Alcohol

El alcohol es un remedio casero efectivo con propiedades antisépticas. El vodka es el alcohol más común utilizado en enjuagues bucales caseros. Si puedes soportarlo, un método es enjuagar la boca con vodka directo. Una aplicación más suave se hace al combinar 1 taza de agua con 1 cucharadita de vodka y 2 gotas de un aceite esencial, como limón, clavo de olor, menta o tomillo. El alcohol permite que el aceite y el agua se mezclen sin separarse. Los enjuagues bucales con alcohol no son recomendables para niños.

Peróxido de hidrógeno

Una taza de agua mezclada con 1 cucharada de peróxido de hidrógeno al 3 por ciento es un enjuague bucal casero antiséptico y fácil. TeensHealth recomienda mezclar partes iguales de peróxido de hidrógeno y agua si tienes aftas. No te preocupes si la mezcla hace un poco de espuma cuando te estás enjuagando, es una reacción natural.

Alternativas

Una alternativa rápida para un enjuague bucal es masticar hojas o semillas para tener un aliento fresco instantáneamente. Este método funciona especialmente bien cuando estás lejos de casa, ya que se pueden almacenar los ingredientes en pequeños recipientes o bolsas de plástico. Puedes comer unas cuantas hojas de perejil, albahaca o cualquier tipo de menta para refrescar la boca. Masticar semillas pequeñas, como hinojo, cardamomo o anís, es un antiguo remedio. Todas estas semillas tienen un sabor a regaliz.

Advertencia

La American Dental Association, o ADA, advierte que si el mal aliento es un problema constante puedes tener un problema más serio. Las enfermedades de las encías pueden causar mal aliento y deben ser tratadas por un profesional. Nunca tragues el enjuague bucal, algunos ingredientes pueden ser nocivos si se ingieren.

Más galerías de fotos



Escrito por maria christensen | Traducido por mariana groning