Cómo recalentar la sopa de ayer

La sopa es un alimento económico, sobre todo si haces una gran cantidad y la almacenas en distintas porciones. Varios tipos de sopa pueden durar dos o tres días en la nevera y más de dos meses si las congelas. Esto te ahorra el trabajo de volver a ensuciar los utensilios de cocina. Recalentar la sopa es muy sencillo; lo más importante es lograr que llegue a la temperatura ideal para mantener su calidad y su sabor.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Olla grande
  • Taza medidora
  • Agua
  • Cuchara grande
  • Termómetro de alimentos
  • Recipiente para microondas
  • Tapa para microondas o envoltura de plástico

Instrucciones

    Estufa

  1. Coloca la sopa en una olla bastante grande para evitar que el líquido se derrame por los bordes al hervir. Si la sopa llena la olla, cámbiala por una más grande.

  2. Agrega mas agua, sobre todo si la sopa contiene arroz o pasta porque absorben mucha de la sopa adicional al momento de almacenarla en la nevera. La revista Good Housekeeping recomienda añadir entre 1/4 y 1/2 tasa de agua.

  3. Ajusta la flama a la mitad si la sopa no está congelada. Si sabes que la sartén puede soportar más calor y la sopa está muy espesa, puedes utilizar más calor. Si la sopa está congelada, añade agua y calienta con flama mínima por uno minutos hasta que la sopa se derrita. Sube la intensidad de la flama después de esto.

  4. Espera hasta que la sopa hierva. Revuelve con frecuencia para evitar que la comida se adhiera al fondo de la olla.

  5. Deja que la sopa hierva por un minuto por lo menos.

  6. Reduce la flama a menos de la mitad para dejar que la sopa hierva a fuego lento por unos minutos.

  7. Apaga la flama y retira la olla de la hornilla, el metal continúa caliente por un rato aunque la flama esté apagada.

  8. Coloca un termómetro de alimentos en la sopa, pero no toques el fondo o los costados de la olla. La temperatura debe ser de 165 ºF (78 ºC). Si la sopa contiene pedazos de carne, coloca el termómetro dentro de uno de ellos. Si es necesario, levanta el trozo del fondo de la olla. Si hace falta, calienta un poco más.

    Horno de microondas

  1. Vacía la sopa en un recipiente para microondas que tenga suficiente espacio hacia arriba. La sopa podría hervir incluso en el horno de microondas.

  2. Coloca una tapa para microondas o una envoltura de plástico sobre el recipiente, deja un pequeño espacio para que salga el vapor.

  3. Calienta la sopa a temperatura máxime de 20 a 30 segundos.

  4. Abre el horno de microondas y revuelve la sopa.

  5. Calienta la sopa nuevamente por 30 segundos.

  6. Repite la operación de calentar y revolver hasta que el centro de la sopa esté en 165 ºF (73.88 ºC). Una vez más, utiliza el termómetro para medir tanto el caldo como los trozos de carne. Weight Watchers recomienda calentar a temperatura máxima por 60 segundos por cada taza de líquido; también dicen que esto funciona de igual forma para sopa congelada. La revista Good Housekeeping primero recomienda descongelar la sopa a 30% de la intensidad hasta que puedas revolver la sopa.

Consejos y advertencias

  • Todas las comidas refrigeradas, incluso la sopa, deben recalentarse hasta que el centro del recipiente llegue a una temperatura de 165 ºF (78 ºC).
  • Nunca recalientes la sopa más de una vez. Si no tienes hambre, solo recalienta lo que vas a comer.
  • La cantidad de tiempo que tarda una sopa en recalentarse varía dependiendo de los ingredientes. No te fíes del tiempo, verifica la temperatura antes de comer.

Más galerías de fotos



Escrito por suzanne s. wiley | Traducido por ricardo frot