Cómo recalentar costillas sin huesos

Recalentar una costilla sin hueso toma paciencia si quieres prevenir que se seque. Puedes recalentarla usando cualquier fuente de calor, pero por seguridad y para mejores resultados, usa un horno o un microondas. Como sea que decidas hacerlo, no te apresures o uses altas temperaturas por largos períodos.

Nivel de dificultad:
Moderada

Necesitarás

  • Rejilla de metal
  • Bandeja para asar
  • Plato seguro para el microondas
  • Sensor de temperatura para el microondas
  • Tus vegetales favoritos

Instrucciones

    Preparación

  1. Saca la costilla del refrigerador y deja que tome temperatura ambiente. Esto asegurará que la carne se caliente uniformemente. Si pones carne fría en el horno o en el microondas, el exterior se cocinará más rápido que el interior.

  2. Precalienta el horno a 200 o 350 grados dependiendo de si quieres término crudo o bien cocido. La temperatura dependerá de cuánta carne estás recalentando y la temperatura interna que deseas.

  3. Rebana de manera gruesa los vegetales como zanahorias, apio (celery), papas (potatoes) o cebollas si deseas cocinarlos con la costilla.

    En el horno

  1. Coloca la carne en la rejilla dentro de la bandeja para asar si quieres que el exceso de grasa gotee. Colócala directamente en la bandeja si no te importa el exceso de grasa. Coloca la carne encima de los vegetales si quieres que lo que gotee de la carne cubra los vegetales.

  2. Coloca la bandeja en la rejilla del medio del horno y deja que se cocine por 15 minutos si quieres un término crudo. Cocina por 30 minutos para un término medio, y 45 minutos para un término bien cocido. Usa una temperatura más alta para cocinar una costilla cruda o término medio, ya que la cocinarás menos. Usa una temperatura más baja si planeas cocinarla para que quede término medio o bien cocida.

  3. Quita la costilla del horno y deja que repose por 5 minutos. Dejarla reposar permitirá que el líquido interno se reabsorba. Si cortas la carne inmediatamente después de sacarla del horno, dejarás que los jugos que han burbujeado en la superficie vayan hacia la bandeja o al plato o a la tabla para cortar.

    En el microondas

  1. Encuentra la función de recalentar o calentar en tu microondas. Algunos pueden pedirte un tiempo de cocción deseado después de seleccionar recalentar, mientras otros pueden preguntarte el peso de la carne.

  2. Coloca la costilla en el microondas en un plato que no sea de metal. Inserta un termómetro de cocina si el microondas tiene uno. Sigue las instrucciones de este. Algunos darán los grados, mientras otros ofrecerán una función de "término". Cocina hasta obtener una temperatura de 120°F para término crudo, aumentando la temperatura si quieres que la carne esté más cocida.

  3. Cierra la puerta del microondas y enciéndelo. Revisa su progreso cada cinco minutos más o menos. Un microondas puede sobrecocinar una pieza de carne si la calientas incluso un minuto más de la cuenta.

Más galerías de fotos



Escrito por sam ashe-edmunds | Traducido por yolanda adriana paulín vázquez