Cómo recalentar chuletas de cerdo y hacer que queden tiernas

Las chuletas de cerdo bien calientes no sólo son deliciosas, sino que son buenas para tu cuerpo. Una porción de 3 onzas contienen casi 23 g de proteínas, pero asegúrate de retirar toda la grasa o sino consumirás a la vez una porción de grasas saturadas. En lugar de cocinar las chuletas al horno cada vez que te den ganas de comerlas, prepara una gran cantidad con anticipación. Puedes recalentarlas con cuidado en el microondas, horno o sartén para tener así una sabrosa comida.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Plato
  • Toallas de papel
  • Caldo
  • Aceite
  • Sartén
  • pinzas
  • Cazuela
  • Papel aluminio
  • Guantes para horno

Instrucciones

    Microondas

  1. Coloca las chuletas de cerdo, sin apilarlas, en un plato apto para microondas. Cúbrelas con una toalla de papel limpia y húmeda.

  2. Calienta las chuletas a 50 o 60% de potencia. Utilizar una potencia completa puede hacer que la carne se caliente muy rápido, volviéndola seca y dura.

  3. Calienta las chuletas de a 30 segundos por vez. Revisa las chuletas tocándolas rápidamente con tus dedos para asegurarte de no haberlas calentado de más. La carne debe sentirse caliente bajo tus dedos, tanto en el centro como en los bordes.

    Sartén

  1. Calienta un poco de aceite vegetal o de oliva en una sartén de hierro fundido de fondo grueso.

  2. Coloca las chuletas con cuidado en el aceite caliente utilizando unas pinzas de cocina, sin apilarlas. Recalienta en varias tandas de ser necesario.

  3. Sella el cerdo por unos 2 o 3 minutos de cada lado para asegurarte de que quede crujiente por fuera y tierno por dentro.

    Horno

  1. Vierte unas cucharadas de agua o caldo en la base de una cazuela.

  2. Coloca las chuletas en líquido y cubre la cazuela utilizando papel aluminio o una tapa.

  3. Hornea a 350 ºF por entre 10 y 15 minutos, hasta que las chuletas estén calientes. Retira del horno utilizando guantes. Ten cuidado cuando retires el papel aluminio, para evitar quemarte con el vapor.

Consejos y advertencias

  • En lugar de utilizar toallas de papel, coloca las chuletas en un platillo apto para microondas con varias cucharadas de agua. Cubre con una tapa y calienta en intervalos de 30 segundos hasta que estén calientes.
  • Las chuletas de cerdo deben ser cocinadas hasta que la temperatura interna alcance los 145 ºF, para así evitar las enfermedades transmitidas por los alimentos crudos.

Más galerías de fotos



Escrito por carolyn robbins | Traducido por andrés marino ruiz