Cómo recalentar cangrejos de las nieves hervidos

La mayoría de los cangrejos de las nieves se atrapan en las aguas heladas de Alaska y muy pocos se transportan vivos hasta el sur. Generalmente se hierven o cuecen al vapor en el barco o al desembarcar. Luego se congelan para mantener su calidad en su punto más fresco. Esto significa que en realidad no tienes que cocinarlo, solo descongélalo y caliéntalo suavemente cuando se acerque la hora de la comida. Puedes usar casi cualquier método para calentarlo, pero al vapor o al horno es más difícil que las delicadas patas se pasen de cocción.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Instrucciones

    Vaporizar las patas

  1. Descongela tus patas de cangrejo de las nieves durante la noche en el refrigerador para una máxima seguridad alimentaria. Si no tienes tiempo para descongelar el refrigerador, colócalas en agua fría durante 15 a 20 minutos, hasta que la parte más gruesa de la pata ceda un poco cuando la aprietes. Escúrrelas completamente.

  2. Vierte de 1 1/2 a 2 pulgadas de agua en el fondo de una olla grande y pon la rejilla para cocer al vapor. Si queda sumergida, retírala, haz tres o cuatro bolas de papel de aluminio del tamaño de un huevo y acomoda la rejilla encima.

  3. Pon la olla en la hornilla, cúbrela y llévala a hervor. Levanta la tapa evitando quemarte con el vapor y echa las patas en la olla. Vuelve a tapar y espera que el vapor se forme nuevamente.

  4. Vaporiza las patas durante 6 a 8 minutos o hasta que la parte más gruesa de una pata esté completamente caliente cuando la partas en dos y la pruebes. Retira las patas del vapor y sírvelas inmediatamente.

    Hornear las patas de cangrejo

  1. Descongela las patas de cangrejo de las nieves durante toda la noche en el refrigerador o durante unos 20 a 30 minutos en agua fría.

  2. Precalienta el horno a 450 ºF. Pon un hoja grande de papel de aluminio sobre la encimera, doble para que tenga más resistencia.

  3. Acomoda las patas de cangrejo en el papel de aluminio y dobla los bordes enrollándolos y apretándolos para que queden bien sellados. Pincha la parte superior del paquete unas pocas veces con un palillo para que el vapor pueda escapar, colócalo en una asadera y llévalo al horno.

  4. Hornea las patas de cangrejo aproximadamente 10 minutos hasta que estén completamente calientes y sírvelas inmediatamente.

Consejos y advertencias

  • Se puede utilizar una vaporera eléctrica de encimera para recalentar las patas de cangrejo, aunque la mayoría son lo suficientemente grandes para contener uno o dos grupos a la vez. Ten en cuenta que el aroma de los mariscos persistirá, por lo que solamente utilízala si es especialmente fácil de limpiar.
  • Se pueden añadir hierbas y especias frescas al agua caliente o dentro del papel de aluminio, para infundir un sabor suave en las patas de cangrejo.
  • Ambos métodos calientan el cangrejo sin añadir sal ni grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por fred decker | Traducido por frances criquet