Cómo rebanar carne contra el sentido de las fibras

Escrito por sara ipatenco | Traducido por lucia ayala
Cortar la carne contra su sentido produce un corte más tierno.

Puede no importar mucho cómo se corta la carne, pero en realidad puede hacer la diferencia entre una comida agradable y una que es difícil de masticar. La carne en lata ("corned beef"), que es una buena fuente de proteína, hierro y zinc, se hace desde el músculo de una vaca, y el músculo se forma con una variedad de fibras que se adhieren juntas. Cuando cortas contra la corriente, estás cortando las fibras, lo que hace la carne más tierna y más fácil de masticar.

Coloca la pieza cocida de carne en una tabla de cortar grande. Haz una pequeña incisión a lo largo de un extremo de la carne. Abre la carne utilizando un tenedor de ser necesario, para ver en qué dirección las fibras van en la carne.

Acomoda el pedazo de carne en conserva en la tabla de cortar para que las fibras de la carne se encuentren en diagonal hacia tu cuerpo.

Utiliza un cuchillo afilado para cortar la grasa alrededor de los bordes de la carne. No quieres comer la grasa, ya que no es sana, y el exceso de grasa contribuye a un mayor riesgo de enfermedades cardíacas. Sacar la grasa antes de cortar la carne es más fácil que tratar de cortarla de cada sector individual de carne.

Corta la carne en conserva cortándola en ángulo recto a la dirección de la veta, de acuerdo con el conocido libro de cocina "The Illustrated Cook's Book of Ingredients". Corta la carne en rodajas finas como otra manera de acortar las fibras musculares y para ayudar a hacer la carne más tierna que la que se obtendría con rebanadas más gruesas.

Consejo

Un cuchillo afilado es más fácil de usar para cortar tu carne en conserva, lo que hace la carne más tierna. No utilices un cuchillo de sierra, ya que se desgarrará la carne y quedará poco atractiva y menos tierna.

Cocina la carne en una olla de cocción lenta. Esto también ayuda a ablandarla. Aún debes cortar la carne cocida a fuego lento contra el sentido, sin embargo, mantiene esa textura tierna.

Utiliza rebanadas delgadas de carne para hacer sándwiches o llenar la carne con salsa baja en grasa y servir con zanahorias y repollo al vapor, lo que añade fibra y vitamina A a tu comida de carne.

Advertencias

Si notas que estás cortando en el sentido de las fibras, reubica la carne y vuelve a intentarlo. De esta manera no vas a arruinar toda la pieza de carne.