¿Realmente una bicicleta más ligera marca la diferencia?

El debate continúa. ¿Una bicicleta más ligera marca la diferencia? Esta pregunta ha sido y seguirá siendo el tema de conversación en cualquier lugar, desde los paseos dominicales del club de ciclismo hasta dentro de las carreras en el pelotón profesional. El hecho es que hay pros y contras de tener una bicicleta ligera y debes no sólo tenerlos en cuenta, sino de ti mismo como ciclista. Mientras que una bicicleta más ligera puede marcar una diferencia, la verdadera pregunta es: ¿Quieres esa diferencia en tu bicicleta?

Quién eres como ciclista

En lo "ligero" de una bicicleta más ligera y la diferencia que marca, debes preguntarte qué tipo de diferencia que estás buscando en una bicicleta. Más que a menudo, aquellos que quieren una bicicleta más ligera tienen algún tipo de competencia en mente. Es posible que quieran andar cuesta arriba más rápido o a una mayor velocidad. O pueden estar interesados ​​en una bicicleta que se maneje mejor. Pero ten en cuenta que estos atributos los meditan los ciclistas que buscan un rendimiento sin trabas. Así que sí, una bicicleta más ligera puede marcar la diferencia. Pero esa diferencia se encuentra principalmente en la competencia y no en el ciclismo ocasional del día a día.

Las bicicletas más ligeras sin duda costarán más

En el negocio del ciclismo, ligero es igual a dinero, a veces grandes cantidades del mismo. Algunas bicicletas que se basan en su peso ligero pueden costar más de US$10,000. Con ese precio vienen llantas más ligeras, componentes, manillar, roda, asiento, poste del asiento y pedales. Bicicletas como estas generalmente se encuentran en situaciones de competición, como en el Tour de Francia. Y en muchos casos, las bicicletas de US$10,000 están pagadas por el patrocinador. Para el consumidor promedio, una bicicleta de US$10,000, o incluso una de US$2,000 a US$5,000 basada en su ligereza, podría ser un precio difícil de digerir.

Manejando el manillar de una bicicleta de bajo peso

Un término común usado para describir a las bicicletas ligeras es "nervosa". Eso cuando sientes la bicicleta insegura mientras pedaleas. Dependiendo de con quién hables, esto puede ser un atributo o un defecto de las bicicletas más ligeras. Para el ciclista experimentado, lo nervoso corresponde a un marco que tiene la capacidad de reventarse hacia adelante tras una fuerte aceleración, subir más rápido y manejarse mucho más rápidamente. Para el ciclista casual, esto podría ser una falla de la bicicleta al sentirse inestable, dando una sensación continua de que en última instancia podrías caerte de la misma por completo, lo cual no es bueno.

La durabilidad puede ser un problema

También debes tener en cuenta que una bicicleta más ligera también puede durar menos que una bicicleta más pesada. Considera que los ciclistas profesionales que compiten con este tipo de bicicletas, básicamente se deshacen de esas máquinas de US$10,000 al final de una temporada de carreras, simplemente porque se han gastado. Los marcos pueden ya no ser rígido o después de sufrir alguno accidentes, los materiales ligeros, que por lo general comprenden fibra de carbono, se han dañado tanto que la bicicleta ya no puede usarse. Eso deja al equipo sin más opción que obtener otra bicicleta para ese ciclista a un costo de (sí, adivinaste) otros US$10,000 y tal vez incluso más.

Modifica lo que tienes

Una buena opción es simplemente modificar la bicicleta que ya tienes. Compra para ésta un nuevo conjunto de llantas más ligeras o algunos componentes más ligeros. Esto costará mucho menos que el comprar otra bicicleta, mientras que te quedas con una bicicleta que ya conoces. También echa un vistazo a sitios como Bike Radar.com, que enumera otras ideas para hacer más ligera y más rápida una bicicleta existente. Al final, las piezas más ligeras, una vez instaladas en tu bicicleta, en realidad pueden transformarla hasta el punto que puedes pensar que es totalmente nueva, más ligera y mucho más rápida. De esta manera, puedes tener lo mejor de ambos mundos: tu vieja amiga, pero en una versión reducida y más rápida.

Más galerías de fotos



Escrito por david dorion | Traducido por ana karen salgado beltrán