Cómo realizar tratamientos faciales

Un tratamiento facial está diseñado para mantener la piel sana y nutrida. Es un procedimiento relajante de balneario que proporciona una piel suave e hidratada y puede retrasar la aparición de las líneas finas y las arrugas. Sin embargo, un tratamiento facial profesional a menudo cuesta un poco, por lo que puedes crear uno profesional en casa con todos los beneficios para tu piel sin la etiqueta del precio alto. Si tienes alguna condición en la piel, lo mejor es hablar con un dermatólogo antes de hacerte el tratamiento facial casero.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador
  • Exfoliante
  • Toalla facial
  • Mascarilla facial
  • Crema hidratante

Instrucciones

  1. Limpia tu cara. Busca un producto diseñado para tu tipo de piel con el fin de conseguir los mejores resultados. Utilizar una fórmula suave es lo mejor para tu piel. Puedes lavarte la cara con las manos o una toalla facial. Asegúrate de limpiar cualquier maquillaje o productos que te hayas puesto sobre la piel. Enjuágate bien.

  2. Exfóliate. El uso de un exfoliante te ayudará a limpiar la piel muerta de la superficie de tu rostro. Un exfoliante es especialmente útil en las partes más aceitosas de tu cara. Frótalo suavemente en círculos por todo el rostro y cuello, y luego enjuágate.

  3. Vaporiza tu cara. El vapor abre los poros y deja tu piel más suave. Puedes hacer esto llenando el lavabo del baño con agua caliente e inclinándote sobre él con una toalla sobre tu cabeza. Permanece allí durante 2 o 3 minutos. Otra forma de vaporización es colocando una toalla en el agua caliente y luego extendiéndola a través de tu rostro durante varios minutos. Una maquilladora profesional a menudo eliminará los puntos negros o espinillas durante este paso. Si decides hacerlo, asegúrate de tener las manos limpias para evitar tapar los poros.

  4. Usa una mascarilla. Elige una mascarilla facial que haya sido diseñada para tu tipo de piel y aplícala en tu cara, evitando el contorno de los ojos. Déjala permanecer de acuerdo a las instrucciones del producto, por lo general de 10 a 20 minutos. Al acabar ese tiempo, enjuágate la mascarilla bien y seca tu cara.

  5. Hidrata. El uso de una crema hidratante mantendrá la piel hidratada y saludable. Usa una con un SPF de al menos 15 para evitar el daño solar. Espárcela suavemente por toda la cara y cuello.

Consejos y advertencias

  • Si cualquiera de los productos faciales caseros causan alguna reacción alérgica, busca tratamiento médico inmediato.
  • La extracción de espinillas y puntos negros por tu cuenta a menudo puede conducir a la cicatrización.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por jane laury