Cómo realizar un mortal al frente desde un trampolín

El mortal al frente es un clavado para principiantes que ayuda a construir los fundamentos de habilidades más avanzadas. Eventualmente, un mortal al frente bien ejecutado te puede ayudar a progresar en clavados como el de una y media volteretas y el mortal al frente con dos giros. Un clavado viendo hacia el frente toma ventaja del resorte del trampolín. Tu cuerpo derecho es impulsado en el aire, donde juntas las rodillas con el pecho y rotas totalmente hacia adelante, antes de entrar al agua con la cabeza primero. Siempre practica nuevos clavados con un salvavidas o un entrenador calificado presente.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Calienta nadando unas cuantas vueltas por 5 o 10 minutos a un ritmo moderado. Alterna entre las cuatro brazadas mayores: estilo libre, dorso, mariposa y espalda. Realiza 3 o 5 clavados básicos de calentamiento.

  2. Acércate a la plataforma con un paso y un pequeño salto. Párate aproximadamente 18 pulgadas ( cm) del borde del trampolín, viendo hacia el rente. Toma dos pasos hacia adelante. Levanta la rodilla de tu pierna dominante hacia arriba y aterriza en el borde del trampolín con ambos pies juntos. Empuja el trampolín y mantén tu cuerpo derecho mientras la inercia de la tabla te impulsa en el aire.

  3. Lanza tus brazos por encima de tu cabeza mientras tu cuerpo se aleja del trampolín; tus brazos ayudarán con la inercia del despegue en el aire. Mantén tu cuerpo derecho mientras se eleva.

  4. Recoge tus rodillas hacia tu pecho, tan alto y apretado como te sea posible. Lanza tus brazos hacia adelante para iniciar la rotación. Pega el mentón a tu pecho para ayudar a mantener la inercia hacia adelante en el salto. Mantén siempre los ojos abiertos.

  5. Suelta el agarre para abrir y enderezar tu cuerpo tan pronto como hayas realizado la primera vuelta y veas el agua. Levanta tus manos por encima de tu cabeza; deberás cerrar una de las manos, en forma de puño y tomarla con la otra. El puño ayudará a romper el agua al entrar. Mantén tu cuerpo en una línea recta mientras te acercas y entras al agua, con las piernas pegadas y tus pies en punta.

Consejos y advertencias

  • Practica los saltos frontales en la piscina hasta que domines la rotación hacia el frente. Localiza un lugar en la piscina donde el agua tenga te llegue al pecho o los hombres. Impúlsate del piso de la piscina y pega las rodillas al pecho mientras lanzas tus brazos hacia el frente de manera simultánea para rotar.
  • Consulta con un fisioterapeuta antes de comenzar cualquier deporte acuático, como la natación o clavadismo.

Más galerías de fotos



Escrito por beth rifkin | Traducido por luis bernardo