Cómo realizar una defensa de zona en lacrosse

En cualquier punto, un equipo de lacrosse juega con seis jugadores posicionados en el campo, sin incluir al arquero. Aunque tiene algunas similitudes con el fútbol y el fútbol americano, el personal reducido que participa por vez en el campo ha hecho que el lacrosse desarrolle estrategias ofensivas y defensivas diferentes a las usadas en los otros deportes, que cuentan con 11 jugadores en el campo de juego. La defensa 3-3 es una defensa de zona usada en situaciones determinadas, que son puntos del juego donde una ofensiva no está llegando al arco contrario. La 3-3 también es una de las defensas más simples utilizadas, haciendo que sea fácil de aprender y de implementar, aún con jugadores jóvenes.

Nivel de dificultad:
Moderada

Instrucciones

  1. Divide el espacio en la mitad defensiva del campo en seis zonas. Estas zonas correrán tres a lo largo del ancho del campo y en dos filas de defensores parados entre el ataque ofensivo y el arco. Asigna un jugador a cada una de estas seis zonas.

  2. Coloca un defensor algunas yardas más alejado, y directamente frente al arquero. No quieres poner el defensor demasiado cerca o su cuerpo obstruirá la vista del arquero, pero tener un defensor en esta posición ayudará a forzar a los oponentes hacia la izquierda o derecha. Esto le facilitará la defensa al arquero, ya que los ataques desde el lado sin la pelota serán más difíciles de armar.

  3. Dile a tus jugadores que trabajen en sus zonas. Si un jugador deja su zona, creará un desequilibrio en la defensa que la ofensiva podría aprovechar. Usualmente, si no hay jugadores ofensivos en o cerca de tu zona, es más fácil para un jugador de la zona -particularmente los que se encuentran en los bordes exteriores- desviarse y brindar ayuda defensiva en otras zonas, pero estos jugadores necesitan estar conscientes de su propia zona y listos para regresar y brindar defensa si un jugador ofensivo intenta atacar desde su territorio.

  4. Dile a los jugadores que reduzcan el tamaño de sus zonas, llevando eficazmente a los defensores más cerca del arco, si estás luchando contra la penetración de la ofensiva. Mientras más congestionada el área alrededor del arco, más difícil será para el oponente obtener un tiro bueno y claro hacia el arco.

Más galerías de fotos



Escrito por jonathan croswell | Traducido por maría marcela mennucci