Realidades sobre la perforación de pezones

La duración del período de curación varía para la perforación del pezón, con un mínimo de tres meses para los varones y un mínimo de seis meses para las mujeres, de acuerdo con Elayne Angel, la autora de "The Piercing Bible: The Definitive Guide to Safe Body Piercing". Dependiendo de tu sistema inmunológico, el cuidado de tus perforaciones y tu salud en general, tus perforaciones en el pezón puede curarse en el plazo mínimo o continuar el proceso de curación por un año o más.

Localización

La perforación del pezón es una perforación unisex ubicada en el pecho. El perforador inserta la joyería después de perforar el pezón en la parte inferior, directamente por encima de donde la areola se encuentra con el pezón. La colocación varía de persona a persona, dependiendo de su anatomía. Al perforar un par de pezones, el perforador puede marcar la colocación de un pezón mayor o menor que el otro pezón. Tus pezones son probablemente asimétricos, y el perforador puede marcar la colocación de dar la ilusión de perforaciones simétricas. La areola del pezón nunca se debe perforar, ya que esa perforación es muy profunda y puede causar infección o mastitis.

Joyería

Dependiendo del tamaño y la forma de tus pezones, el perforador elige la joyería que es segura y cómoda para tu período de curación después de la perforación. Para la perforación inicial, las mujeres con senos grandes deben usar joyería con forma de pequeñas pesas en lugar de anillos con cuenta cautiva o joyería con forma de pesas circulares, comúnmente llamadas herraduras. El peso del anillo de la joyería para las mujeres con senos grandes puede causar irritación o la migración, un proceso en el cual la piel se vuelve más fina porque el cuerpo rechaza la joyería, de acuerdo con Infinite Body Piercing. Los hombres y las mujeres con pezones pequeños, que no posean suficiente tejido para soportar la joyería, serán rechazados por un perforador profesional para evitar problemas de curación o una perforación problemática. El calibre o grosor de la joyería también depende de tu anatomía. Sus pezones pueden ser perforadas con joyería de calibre 14 -, 12 - o 10-.

Tipos

Los perforadores profesionales colocan las perforaciones tradicionales del pezón de forma horizontalmente dentro del pezón. Una variación de las perforaciones de pezón es perforar el tejido verticalmente. Un perforador puede combinar dos perforaciones en los pezones, uno horizontal y otro vertical, para formar una forma de diamante con forma de pesas. Las perforaciones horizontales y verticales se pueden colocar con un ángulo o una inclinación que parece un cuadrado.

Tiempos

Al visitar al perforador para una perforación en el pezón, debes anticipar al menos una hora en la tienda. Hacer el papeleo y una consulta de anatomía con el perforador ocurre antes de que comience el proceso de perforar el pezón. Una vez que estés en la sala de perforación, el perforador te explicará cómo cuidar de tus perforaciones en el pezón. Después de limpiar y marcar la ubicación de sus perforaciones, se lleva a cabo la perforación del pezón y la inserción de la joyería. Puedes sentirte mareado o con náuseas después de la perforación y no te permitirán dejar el taller hasta que regreses a la normalidad. Pedirle a un amigo que te lleve a la tienda y que luego te regrese es una buena precaución a tomar en caso de que te sientas enfermo después del procedimiento de perforación del pezón. La duración del período de curación varía para esta perforación, con un mínimo de tres meses para los varones y un mínimo de seis meses para las mujeres.

Ideas falsas

Una idea falsa común acerca de las perforaciones de pezón se refiere al acto de la lactancia materna. Aunque la mayoría de la gente cree que la lactancia materna no es una opción después de hacerse perforaciones en el pezón, esto no es cierto, según la Association of Professional Piercers. Las perforaciones de pezón no afectan a la capacidad de amamantar a un niño y sólo hay un problema que puede resultar durante la alimentación cuando se tienen perforaciones en los pezones. La joyería en los pezones puede ser un peligro de asfixia para el niño, si una cuenta o bola se afloja. Quitarse la joyería antes de la lactancia materna elimina el riesgo para un niño de que se atragante durante la lactancia.

Más galerías de fotos



Escrito por maude coffey | Traducido por jorge de leon polanco