Cómo reafirmar un estómago flácido y colgante

Un estómago flácido y colgante puede ser un síntoma de un estilo de vida poco saludable. Dar a luz, una pérdida de peso considerable y las frecuentes fluctuaciones de peso pueden dar como resultado un estómago colgante. Hacer cambios en tu rutina de ejercicio, dieta y estilo de vida puede aumentar el número de libras perdidas y cooperar para lograr un abdomen más firme. Hacer elecciones de alimentación saludables, así como fortalecer tu torso, todo cooperará para crear un perfil más delgado.

Pierde la barriga

Después de perder una cantidad considerable de peso o dar a luz, la piel alrededor del área del abdomen se estira. Esto puede resultar en algo que luce en gran medida como un saco vacío. Pero la piel estirada no significa necesariamente que tienes algo de peso extra que perder. Tonificar los músculos alrededor del abdomen puede ayudar a que la piel extendida regrese a su lugar. El sitio web de ejercicios Fit Day recomienda realizar flexiones de piernas levantadas y brazos rectos y bicicletas de aire. Realiza las flexiones de piernas arriba recostándote de espadas y elevando tus piernas en un ángulo de noventa grados. Eleva tus brazos e impúlsalos hacia el techo mientras levantas tus hombros y espalda superior del suelo. Comienza con tres sets de ocho repeticiones. Puedes hacer las bicicletas de aire desde la misma posición en el suelo, sólo que esta vez dobla tus rodillas y junta tus dedos detrás del cuello, tocando tu codo derecho con tu rodilla izquierda. Alterna codos y rodillas para lograr un total de ocho repeticiones.

Las posturas perfectas reducen la barriga

Junto con los ejercicios abdominales, ciertos tipos de posturas de yoga y estiramientos pueden ayudar a tu rutina de reducción de barriga. El sitio web del programa de televisión del Dr. Oz sugiere hacer planchas (planks) y la postura del gato para un intenso entrenamiento abdominal. Para la postura de plancha, comienza con tus codos y rodillas y coloca tu pie por detrás en una postura de plancha, de manera que tu cuerpo quede paralelo al suelo. Sostén esta postura por tanto tiempo como te sea posible y trata de incrementar la cantidad de tiempo que haces este ejercicio cada vez. Para la postura de gato, apóyate sobre tus manos y rodillas. Arquea tu espalda como un gato e inhala profundamente, halando los músculos del estómago hacia tu columna. Inhala por cuatro segundos y exhala por cuatro segundos más manteniendo la postura.

Quemar grasa del estómago

Uno de los lugares más importantes en donde debes buscar en lo que se refiere a la reducción de la grasa del estómago es tu refrigerador. Saber cuáles alimentos acumulan peso en esa zona y cuáles queman esa grasa extra es importante. El programa de TV del Dr. Oz sugiere comer más grasas monoinsaturadas, como las que se pueden encontrar en las nueces, el aceite de oliva y las semillas para quemar esa grasa abdominal y al mismo tiempo eliminar las grasas que se encuentran en los aceites hidrogenados, harinas enriquecidas y grasas trans. Las grasas trans, como las que se pueden encontrar en la margarina, galletas empacadas, galletas saladas y la pasta incrementan el aumento de peso en la sección media e incluso pueden acumular la grasa del estómago a otras partes del cuerpo.

Cardio para derrotar la grasa

Realizar un buen ejercicio cardiovascular como correr, trotar, pedalear o ejercitarse en una máquina elíptica puede ayudar al cuerpo a quemar más calorías. Y quemar más calorías es una de las mejores maneras de luchar con una barriga. La pionera de la industria del acondicionamiento físico, Denise Austin, del sitio web Newsmax Health recomienda salir de paseo o hacer otros ejercicios cardiovasculares por lo menos 30 minutos cada día para incrementar la pérdida de grasa del estómago y mejorar la salud y bienestar en general.

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por reyes valdes