Reacciones de los niños al divorcio de los padres

Tomar la decisión de divorciarse no es algo que hagas a la ligera. Cuando tomes la decisión, puedes preguntarte cómo reaccionarán tus hijos a la noticia. A menos que sean bebés demasiado pequeños como para comprender el concepto del divorcio, tienes que considerar qué pasará cuando informes a tus hijos de que uno de los padres se va de la casa. Aunque no puedes predecir las reacciones que tendrán, especialmente dado que todos los niños reaccionan de manera diferente, puedes prepararte para lo que puede venir cuando cuentes esta devastadora noticia a tus hijos.

Reacciones de enfado

De acuerdo con la Purdue University’s Parent/Provider Partnership, los niños de edades entre 3 y 10 años pueden reaccionar con enfado cuando se dan cuenta de que te divorcias. Dependiendo del nivel de madurez de tu hijo, su ira puede llegar en muchas formas diferentes. Puede enfadarse con su papá por dejar su casa y no verle tan a menudo. Puede enfadarse contigo por hacer que papá se vaya, o puede enfadarse con ambos por arruinar su vida, tal como podría estarlo viendo en su mente.

Reacciones sensibles

Si tu divorcio no es amistoso, es por el bien de tus hijos si trabajas duro para hacer que sea una separación amistosa. De acuerdo con el National Institutes of Health, tus hijos pueden reaccionar con gran sensibilidad hacia tu divorcio, particularmente si notan el tratamiento hostil que tu esposo y tú se dan el uno al otro. Incluso si piensas que estás haciendo un buen trabajo escondiendo tu hostilidad, tu hijo probablemente lo notará y se volverá muy sensible. Esta sensibilidad puede hacerle más vulnerable y sensible en muchas áreas de su vida, lo que puede afectar no sólo a sus sentimientos hacia ti, sino también a sus relaciones con amigos y su habilidad de rendir bien en el colegio.

Reacciones tristes

La tristeza es una reacción natural al divorcio. Tu hijo puede estar muy triste por escuchar que sus padres se divorcian, y que sólo verá a uno de ustedes cada vez, y a uno lejos del otro. De acuerdo con Kids Health, es importante que le escuches si habla sobre su tristeza. Intenta resaltar que te das cuenta de que parece triste, y escucha si te dice por qué. Es el trabajo de ustedes como padres ayudar a aliviar su tristeza explicándole que el divorcio no significa que ninguno le quiera menos y que ambos estarán ahí para lo que necesite.

Problemas de comportamiento

La American Academy of Child and Adolescent Psychiatry te aconseja que comprendas que el comportamiento de tu hijo puede convertirse en un problema durante y después de tu divorcio. Es una reacción natural que tienen muchos niños. Te darás cuenta de esta reacción mirando sus notas, su comportamiento en el colegio y en casa. Si reacciona de este modo, puede ser más agresivo de lo normal, introvertido o incluso detestable de vez en cuando. El mejor modo de lidiar con esta reacción es trabajar juntos para disciplinarle y reforzar las reglas.

Más galerías de fotos



Escrito por tiffany raiford | Traducido por natalia navarro