Razones para la dificultad respiratoria y la fatiga

Escrito por Renee Greene

La dificultad respiratoria puede ser causada por una enfermedad pulmonar como infecciones, asma o alergias, o un desorden de los músculos respiratorios o del sistema nervioso. La debilidad y la fatiga son usualmente causados por una ineficiente corriente sanguínea hacia los músculos del corazón como resultado de que el corazón no bombea como debería. A continuación, unas pocas razones para las fatiga causada por dificultad respiratoria, pero no es una lista completa. Busca atención médica si la necesitas.

Desorden cardíaco

Los procedimientos de diagnóstico pueden ayudar a diagnosticar un desorden cardíaco, tenga o no síntomas el individuo. Los chequeos cardíacos de rutina y las visitas al médico pueden descubrir un desorden cardíaco asintomático. Los síntomas, si afloran, pueden incluir ciertos tipos de dolor o angina, dificultad respiratoria, fatiga, latidos irregulares, mareos, desmayo e hinchazón de las extremidades.

Enfermedad respiratoria y pulmonar

Las enfermedades respiratorias son las dolencias como el asma, CODP (enfermedad pulmonar obstructiva crónica), neumonía, tuberculosis y cáncer de pulmón. Según los Centros de Control y Prevención de Enfermedades (CDC) cerca de 121.000 americanos mueren por enfermedad pulmonar anualmente. La enfermedad pulmonar es la cuarta causa de muerte en los Estados Unidos y la número uno en los infantes.

Agotamiento

Los síntomas del agotamiento pueden incluir lo siguiente: dificultad respiratoria que hace difícil el hablar, dificultad respiratoria que no mejora con la disminución o la detención de la actividad, vértigo o mareos, dolor de pecho u opresión en las extremidades circundantes y en las áreas del cuello y cara, ritmo cardíaco irregular, fatiga extrema, sudoración severa, náusea y vómitos.

Para las mujeres solamente: perimenopausia

La perimenopausia es la transición a la menopausia que usualmente ocurre en las mujeres entres los 30 y los 40 años de edad. En esta etapa es cuando la vida reproductiva de la mujer se reduce y es el comienzo del cese de su funcionamiento. Los ovarios empiezan a producir menos y menos estrógenos. Algunos síntomas de la perimenopausia son los sofocos, dolor de pecho, empeoramiento del síndrome premenstrual, disminución de la actividad sexual, fatiga, pérdida de orina al toser o estornudar, cambios de humor y dificultad para dormir.

Baja energía o fibromialgia

La enfermedad tiroidea es una causa común de la fatiga y los problemas de energía, especialmente en las mujeres. El síndrome de fibromialgia afecta a los músculos y a los tejidos blandos. Los síntomas incluyen dolor, fatiga, insomnio y dolor, puntos sensibles en ciertas partes del cuerpo. Estos síntomas son aliviados con medicamentos, cambios en el estilo de vida, manejo del estrés con respiración profunda, yoga, meditación y otros tratamientos ya prescriptos.