Razones por las que un niño es manipulador

Una queja común de los padres se relaciona con conductas manipuladoras expresadas por sus hijos. La manipulación es una habilidad eficaz utilizada para lograr un objetivo relacional. Según el terapeuta y autor Ty Clement, cuando la manipulación se convierte en un problema, los padres y los cuidadores pueden sentirse con sentimientos encontrados, como un títere en las cuerdas. La manipulación del entendimiento y cómo detenerlo requiere una mirada a las razones por las que este patrón de comportamiento se produce.

Conceptos erróneos y manipulación

Aunque es común escuchar a los padres quejarse de que su niño llora para manipularlos, esto es un error de comunicación. El pediatra William Sears cree que los bebés no tienen la capacidad cognitiva para manipular activamente o conscientemente a sus cuidadores. Los bebés lloran para satisfacer sus necesidades y estas pueden incluir aliviar el hambre, la incomodidad, el miedo, la soledad, el aburrimiento, la enfermedad y el dolor. Llorar sirve como una forma efectiva de comunicación, la respuesta a esta comunicación no es igual a ser manipulado. La respuesta a una comunicación de los niños no es más que un cuidado atento y apropiado.

Funciones

Cuando los niños utilizan la manipulación para conseguir algo que ellos quieren, no es por lo general un comportamiento del todo consciente. Si los niños encuentran que un padre dice "No", mientras que otro lo general dice "Sí", es lógico que ellos tienden a pedirle al padre que consiente en lugar del padre de desaprobación. La psicóloga Carla Testamentos Brandon siente que esto es una habilidad de adaptación que el niño aprende por ensayo y error. Si sospechas de este tipo de manipulación, las respuestas que se alteran conscientemente pueden enseñar a tus hijos que este tipo de manipulación no es tan funcional como lo era antes. Esta herramienta requiere la cooperación de todos los cuidadores.

La manipulación como reglas de juego

Cuando los niños se sienten con derecho a algo debido a un fallo en la crianza, el divorcio o pérdida de algún tipo, la manipulación es una técnica utilizada para aprovechar la culpa con privilegios. Los niños lidiando con sentimientos difíciles pueden no saber cómo conseguir lo que necesitan emocionalmente, esta incapacidad para expresar la verdadera necesidad puede conducir a la realización a través de la capacitación que se siente cuando el niño puede controlar a sus cuidadores a través de la manipulación. Si tu hijo ha experimentado algo difícil o traumático, es importante crear oportunidades para la expresión emocional validada, según el Dr. Sears. Darle comprensión a un niño en lugar de golosinas cuando algo en la vida es difícil, reduce la necesidad de la manipulación.

La manipulación como una cubierta

Una forma sutil de manipulación se manifiesta en la forma de medias verdades o mentiras completas. Al no ofrecer toda la verdad, el niño retiene el control absoluto de su cuidador y es capaz de hacer cosas que de otra manera no se le permite hacer. Para un padre en esta situación, puede ser el momento de reevaluar las prioridades con su hijo. Lo que pudo haber sido apropiado el año pasado puede ya no satisfacer las necesidades de tu hijo. Ty Clement cree que hablar con tu hijo puede aumentar la confianza y reducir la manipulación deshonesta.

Consideraciones

Según el Dr. Sears, la manipulación se aprende. Como tal, también se puede desarraigar. Para proporcionar el apoyo necesario para aprender nuevas habilidades, puede ser importante eliminar el foco de la manipulación con la habilidad que deseas que tu hijo aprenda. Premia a tu hijo por la honestidad, los intentos de comunicación claros y la transparencia, en lugar de castigar la manipulación percibida. Castigar a un niño por manipulación tiende a conducir a un aumento indeseable en el comportamiento no deseado.

Más galerías de fotos



Escrito por sara clement | Traducido por verónica sánchez fang