Razones médicas de la pérdida de vello de las cejas

La pérdida del vello de las cejas, situación también conocida como madarosis superciliar, puede ocurrir debido a una variedad de afecciones médicas. La madarosis puede afectar a una o ambas cejas y se produce la pérdida de vello parcial o completa. Las infecciones, los trastornos crónicos de la piel, los trastornos hormonales, las enfermedades autoinmunes y los medicamentos se encuentran entre algunas de las tantas razones médicas de la pérdida de vello de las cejas. En la mayoría de los casos, identificar y tratar la afección subyacente genera el crecimiento del vello en las cejas. Se puede experimentar la pérdida permanente del vello debido a los trastornos médico que dañan permanentemente los folículos pilosos.

Quimioterapia

Algunos medicamentos que se utilizan durante la quimioterapia contra el cáncer causan pérdida temporal del cabello que afecta a todo el vello corporal. Junto con la pérdida del pelo del cuero cabelludo, quienes se someten a la quimioterapia suele perder el vello de las cejas y las pestañas. Los medicamentos que se usan en la quimioterapia y que causan la caída del cabello incluyen paclitaxel, 5-fluorouracilo, carboplatino, cisplatino, actinomicina D, bleomicina, vincristina, ciclofosfamida, altretamina, etopósido y doxorrubicina, según informa Abramson Cancer Center of the University of Pennsylvania. En general la pérdida de cabello comienza entre dos y tres semanas después del comienzo de la quimioterapia. El vello de las cejas vuelve a crecer durante las semanas o meses después del término del tratamiento.

Hipotiroidismo

El hipotiroidismo, o una glándula tiroides poco activa, afecta de forma negativa al cuero cabelludo y al crecimiento del vello corporal. La delgadez del vello de las cejas puede ser un signo tardío de hipotiroidismo, según informa la enciclopedia en línea MedlinePlus de la National Library of Medicine. Otros síntomas de hipotiroidismo incluyen fatiga crónica, debilidad, estreñimiento, aumento de peso y sequedad de la piel. El tratamiento para esta afección con medicamentos para reemplazo hormonal de la tiroides en general produce la regeneración del vello perdido de las cejas.

Dermatitis atópica

La dermatitis atópica es una forma de eccema que causa manchas rojas y picazón en la piel. Si ocurre en la piel alrededor de los ojos, puede causar hinchazón, inflamación dérmica y pérdida del vello de las cejas, según el National Institute of Arthritis and Musculoskeletal and Skin Diseases. Los cosméticos y los jabones que irritan la piel pueden empeorar la dermatitis atópica. A menudo las cejas vuelven a crecer cuando la afección se torna inactiva.

Alopecia Areata

La alopecia areata es una enfermedad autoinmune crónica en la que el sistema inmunológico ataca de manera errónea a los folículos pilosos, situación que causa inflamación y pérdida temporal del cabello. Cualquier sitio de la piel con vello puede verse afectada por esta afección, incluyendo las cejas. El tratamiento en general incluye inyecciones de corticosteroides en el área de la pérdida de vello en las cejas, según informa American Academy of Dermatology. En general el vello de las cejas vuelve a crecer, pero pueden ser de un color o una textura diferente que la del vello que se perdió.

Enfermedad de Hansen

La enfermedad de Hansen, también conocida como lepra, es una infección de la piel y los nervios que se produce por la bacteria mycobacterium leprae. A menudo esta enfermedad afecta a la piel en la región de las cejas, de modo que causa la pérdida de sensibilidad en el área y la pérdida permanente del vello. En un artículo publicado en 2006 en "Journal of the American Society of Ophthalmic Registered Nurses", Tulay Cakiner-Eğilmez, Ph.D., RN, informa que en general la enfermedad de Hansen afecta a ambas cejas.

Más galerías de fotos



Escrito por dr. tina m. st. john | Traducido por vanesa sedeño