Razones por las cuales los niños deben ir a la escuela

Cerca de 50 millones de niños asistieron a escuelas públicas de Estados Unidos en 2010. Cinco millones más de estudiantes ocuparon los casilleros de las escuelas privadas. En el pre-kinder y el jardín de infantes se están superando todas las cifras en el número de matrículas, según, el Departamento de Educación de los Estados Unidos (United States Department of Education). Más de 3 millones de profesores se dedican a enseñar a estos jóvenes. Las lecciones más importantes de lectura, escritura y aritmética son sólo tres razones por las que estos niños y maestros llenan las aulas.

Aprender habilidades sociales

Family Education señala el desarrollo de importantes habilidades sociales como una de las razones principales para enviar a un niño al preescolar. Al interactuar con otros niños a una edad temprana, los pequeños aprenden a tomar turnos, escuchar y compartir. Jugar con otros niños también les permite aprender sobre su propia personalidad, gustos y disgustos. La independencia que los niños adquieren en el preescolar es también una lección difícil de aprender en casa. El desarrollo social no se detiene en el jardín de infantes. A lo largo de la escuela primaria y secundaria, los niños aprenden a negociar, comprometerse e interactuar con sus pares. Si no aprenden estas valiosas habilidades como niños, tendrán problemas en el entorno profesional cuando tengan la edad suficiente como para empezar a trabajar.

Conocer otros puntos de vista

Public School Review explica que los niños que aprenden sólo en casa tienen una experiencia de aprendizaje individual, mientras que los que aprenden en la escuela lo hacen a través de las relaciones. Este tipo de aprendizaje es un reflejo del mundo adulto en el que las personas contribuyen a la sociedad mediante el trabajo conjunto. Los niños en los sistemas escolares escuchan las ideas y puntos de vista de otras personas. Aprenden a combinar diferentes ideas para crear sus propios valores y principios. En un entorno escolar, los niños aprenden a escuchar varios puntos de vista antes de formarse sus propias opiniones.

Calificar para trabajos

De acuerdo con la Comisión de Educación de los Estados (Education Commission of the States), más de la mitad de los empresarios de hoy en día insisten en contratar a personas que por lo menos se hayan graduado de la escuela secundaria. Eso es más del 20% que en la década de 1940. La organización afirma que los jóvenes con diplomas de escuela secundaria también ganan más y son menos propensos a recurrir a la asistencia pública o la delincuencia que los que no se gradúan. Un diploma de escuela secundaria demuestra a la universidades, escuelas técnicas y los potenciales empleadores que un individuo tiene habilidades importantes, como la capacidad para resolver problemas, habilidades de negociación y capacidad de concentración. Un título no se da a la ligera. Se lo gana un estudiante que va a la escuela y tiene éxito.

Más galerías de fotos



Escrito por amy kaminsky | Traducido por patricia a. palma