Razones por las cuales los adolescentes huyen de casa

De acuerdo con el National Runaway Switchboard y el Center for Adolescent Recovery and Education, más de 1.5 millones de adolescentes huyen de sus casa cada año. Mientras que existen muchos y diferentes catalizadores individuales, la causa fundamental por la cual los adolescentes huyen de sus hogares se debe a algún tipo de carga emocional. Finalmente, estos adolescentes pueden sentir como si no tuvieran a quien recurrir y el huir de casa es simplemente un grito de ayuda.

Falta de enlaces familiares

De acuerdo con un estudio en la Universidad de Chicago, la razón más común del por qué los adolescentes eligen huir de casa es el sentimiento de que no tienen el apoyo y comprensión de los miembros de su familia, y más a menudo, de los padres. Mientras que la mayor parte de la presión que afrontan los adolescentes a menudo viene de fuera del hogar, como en la escuela, es de suma importancia que los adolescentes sepan que su hogar es siempre el lugar de la seguridad. Sin importar los factores externos, el estudio de Chicago mostró que si los adolescentes tienen un fuerte sistema de apoyo en el cual sienten que pueden confiar dentro de su familia, las probabilidades de que huyan de casa se disminuye enormemente. Sin embargo, si hay resistencia o indiferencia dentro de la familia hacia las batallas que a menudo confrontan los adolescentes, ellos pueden sentirse incomprendidos, no aceptados ni apreciados, lo cual puede ser un síntoma precursor para que elijan huir. Los problemas dentro del hogar también pueden causar que huyan de él. Si la vida familiar misma se vuelve insoportable, como padres que discuten constantemente, disciplina estricta o ser objetos de abuso verbal o sexual, el adolescente puede sentir que no tiene elección más que dejar su hogar para escapar del conflicto o el abuso.

Problemas en la escuela

Los casos no resueltos de acoso y bullying en la escuela pueden a menudo causar que un adolescente se sienta como si la única manera de salir del problema es huyendo de casa, ya que él podría sentir que el problema en la escuela es demasiado grande para vencer. La presión excesiva para sobresalir académicamente por parte de los padres, y a veces por parte de profesores irracionales, pueden hacer que los adolescentes sientan la necesidad de escapar. De manera inversa, el mal desempeño en los estudios también puede hacer sentir al adolescente la necesidad de escapar. El estudio de la Universidad de Chicago también encontró que, aunque menos común pero aún relevante, las razones relacionadas a la escuela para huir de la casa incluyen el código de vestimenta con la que no están cómodos y la presión de los amigos a involucrarse en el uso del alcohol y las drogas o en actividades sexuales.

Sexo y drogas

La presión por parte de los amigos a involucrarse en el uso de drogas, incluyendo el alcohol, puede llevar a que los adolescentes huyan de sus hogares para escapar del estrés. El uso del alcohol y las drogas y la adicción pueden llevar a la huida del hogar para tener la libertad de satisfacer sus hábitos. El descubrir que no tienen una orientación heterosexual puede causar la necesidad de huir a lo que ellos temen será represalia y castigos, o si han experimentado críticas negativas por revelar sus sentimientos sexuales a sus padres, compañeros de clase o amistades. El embarazo adolescente es también un factor común en los adolescentes que eligen escapar de su hogar, tanto para hombres como para mujeres. Los sentimientos de culpa, vergüenza y remordimiento por haberse embarazado, o haber causado el embarazo, puede ser abrumador para los adolescentes, ocasionando el sentimiento de no tener otra opción más que escapar.

Persuasión y coerción

El estímulo por parte de otros es a menudo un factor clave en el huir de los adolescentes. Los adolescentes que sienten no tener otra opción más que la de escapar de sus casas podrían tratar de animar a sus amigos a huir con ellos. Como resultado, otros adolescentes, quienes de lo contrario no tienen deseos de dejar sus hogares, podrían hacerlo por un sentimiento de deber, o por el temor de que la amistad podría necesitar ayuda o meterse en problemas sin ellos. Los adultos que atacan a los niños, como los acosadores sexuales y traficantes de drogas, podrían alentar y persuadir a un adolescente a huir de su hogar, a ventaja del propio adulto.

Más galerías de fotos



Escrito por nathan fisher | Traducido por glen boyd