Razones para no ser complaciente en una relación

Para algunas personas es difícil diferenciar entre ser amables y solidarias y permitir que otros se aprovechen. Estas personas tienen problemas para negarse a una petición de su pareja y permiten que otros los pisoteen, por lo que se les conoce como dejados o complacientes, y es un problema común en las relaciones románticas.

Características

Las personas dejadas son complacientes y se preocupan por lo que los demás piensen de ellos; tratan de hacer felices a todos, lo que causa que ellos sean miserables. No les gusta que sus seres queridos se molesten o estresen y toman todas las responsabilidades cuando es posible. Nunca se niegan, incluso si se trata de algo que no quieres hacer; se esfuerzan por los demás aunque no reciban apreciación o agradecimiento.

Comportamiento

Estas personas tienen un comportamiento pasivo agresivo. Lo permiten y, de hecho, incitan a sus seres queridos a aprovecharse de ellos. La pareja de un dejado aprende con rapidez que la persona es fácil de manipular. Alguien que es dejado no espera que le agradezcan o correspondan, lo cual propicia el comportamiento egoísta e ingrato de su pareja.

Falta de respeto

Como plantea el Dr. "Phil" Phillip McGraw "enseñamos a las personas cómo tratarnos". Al priorizar las necesidades de los demás antes que las propias, una persona les enseña a los otros que no merece su respeto. Las personas dejadas con frecuencia se rodean de gente tóxica y aprovechada, porque su personalidad complaciente atrae a personas que toman ventaja de los demás.

Pérdida de identidad

Los dejados, como personas complacientes, sienten que deben enfocar su energía en hacer cosas por los demás. Raramente hacen cosas por sí mismos y cuando lo hacen, se sienten egoístas y culpables. Abandonan sus pasatiempos y amistades para ocuparse en hacer cosas por y para su pareja, lo que rápidamente los conduce a la soledad y a la pérdida de la identidad personal. Si la relación entre el dejado y quien se aprovecha de él se deteriora, el primero no cuenta con amistades en las que apoyarse.

Resentimiento

Todas las consecuencias negativas de ser complaciente en una relación generan con el tiempo resentimiento. La persona se encierra en sus sentimientos sobre ser abusado y dado por sentado. Comienza a resentirse con su pareja, pero en este punto el patrón de dar sin recibir está tan avanzado que es difícil abandonarlo; de modo que puede sufrir fácilmente de ansiedad y depresión.

Más galerías de fotos



Escrito por layne wood | Traducido por diana i. almeida