Razones por las que la comida rápida es mala para los niños

Cuando los niños son pequeños, aún están formando sus hábitos alimenticios. Este es el mejor momento para educarlos sobre el arte de la alimentación saludable. Si un niño se acostumbra a comer comida rápida, es probable que este hábito continúe en la edad adulta. Las comidas rápidas son generalmente muy altas en azúcar, grasa y sodio y bajas en nutrientes. Este tipo de dieta puede causar problemas de salud a miles de niños.

Azúcar


La comida rápida, como los refrescos y batidos, tienen grandes dosis de azúcar.

Muchas comidas rápidas, como los refrescos y batidos, tienen grandes dosis de azúcar. Una gran batido de chocolate de una cadena de comida rápida contiene la enorme cantidad de 120 gramos de azúcar. El exceso en el consumo del azúcar puede debilitar el sistema inmunológico del cuerpo, dejando que sea más vulnerable a los virus y bacterias que causan enfermedades. Un estudio publicado en el 2011 por "Circulation" encontró que el consumo de azúcares añadidas se asoció a un mayor riesgo de enfermedades cardiovasculares entre adolescentes.

Grasas malas


Una hamburguesa de tocino y queso de 1/4 libra de una cadena de comida rápida contiene 29 gramos de grasa total.

Una hamburguesa de tocino y queso de 1/4 libra de una cadena de comida rápida contiene 29 gramos de grasa total, 13 gramos de grasa saturada y 1,5 gramos de grasas trans. Un acompañamiento de papas fritas grandes agrega otros 22 gramos de grasa, incluyendo 4 gramos de grasa saturada. Estas altas dosis de grasas saturadas y grasas trans en las comidas rápidas pueden elevar el colesterol en sangre y comenzar a causar problemas de salud a los niños. La American Heart Association halló que los niveles elevados de colesterol pueden conducir a la aterosclerosis, acumulación de placa en las arterias, en la primera infancia y, eventualmente, puede conducir a la enfermedad cardíaca coronaria, que es la causa número 1 de muerte entre los estadounidenses.

Sodio


Los niños necesitan algo de sodio, pero cuando se consume en exceso, puede causar una serie de problemas de salud.

Las comidas rápidas tienen un alto contenido de sodio, un aditivo que mejora el sabor. Los niños necesitan algo de sodio, pero cuando se consume en exceso, puede causar una serie de problemas de salud. Una gran hamburguesa de tocino de una cadena de comida rápida contiene una enorme cantidad de miligramos de sodio 1.440. Esto es 100 por ciento de la ingesta diaria de sodio recomendada por el Instituto de Medicina, con 2.300 miligramos siendo el límite superior. Según los Centers for Disease Control and Prevention, un estudio en 2012 encontró que los niños que consumían altos niveles de sodio tuvieron mayor presión arterial que los niños que no lo hicieron. La presión arterial alta es un factor de riesgo para las enfermedades del corazón.

Ingredientes procesados


La comida rápida disminuye el valor nutritivo de los alimentos.

La comida rápida es típicamente muy procesada, lo que introduce grasas trans, conservantes y otros aditivos artificiales, además de que disminuye el valor nutritivo de los alimentos. La página web Processed Kids hace notar que una comida rápida puede incluir cientos de aditivos químicos, que pueden dañar la salud de muchas maneras. Por otra parte, los alimentos enteros sin procesar, como frutas y verduras, granos enteros, nueces, proteínas magras y aceites saludables promueven la buena salud y el bienestar.

Más galerías de fotos



Escrito por clay mcnight | Traducido por gabriela martinez