Razones por las que un bebé no quiere tomar el biberón antes de ir a dormir

Los bebés menores de 1 año reciben una parte significativa de su alimento de la leche materna o de fórmula, y pueden quedarse dormidos mejor y dormir más cuando toman el biberón antes de ir a dormir. Muchos bebés pasan por etapas durante las cuales se rehúsan a tomar el biberón en ciertos horarios, en particular a la hora de dormir. Esto puede ser confuso y frustrante, especialmente para los padres de bebés pequeños que necesitan los nutrientes antes de la hora de dormir. Habla con el pediatra de tu hijo si te preocupa que esto interfiera con la ingesta de nutrientes.

Destete del biberón de la hora de dormir

Los bebés pequeños necesitan comer cada pocas horas, por lo que los biberones de la hora de dormir les brindan los nutrientes vitales para la noche. Sin embargo, entre los 6 y 9 meses los bebés no necesitan tomar un biberón antes de ir a dormir, según la American Academy of Pediatrics. Es posible que tu hijo se esté destetando él mismo del biberón; si es lo suficientemente grande, no hay por qué preocuparse.

Amamantamiento

Los bebés que se alimentan amamantando obtienen más que alimento. También reciben un consuelo valioso al estar acurrucados junto a sus madres. El Dr.William Sears, pediatra, explica que el acto de amamantamiento reduce el estrés tanto en la madre como en el hijo. Si amamantas a tu hijo a lo largo del día, tal vez se rehúse a tomar el biberón porque prefiere tomar el pecho.

Otras causas

Al principio, cuando los niños comienzan a comer alimentos sólidos, pueden rehusarse a tomar el biberón de la hora de dormir, en particular si comen alimento sólido en la cena o antes de ir a dormir. A algunos bebés no les gusta la hora de ir a dormir y aprenden a asociar el biberón con que los dejen solos a la noche. Si tu hijo es miedoso o tiene problemas para dormir, rehusarse a tomar el biberón puede ser su forma de evitar dormir. Algunos niños siguen tomando el biberón antes de ir a dormir luego de haberlos destetado de la leche materna o de fórmula. Si tu hijo tiene más de 1 año, puede que esté destetándose él mismo. A menudo, los bebés enfermos modifican su rutina normal porque no se sienten bien. Si tu hijo ha dejado repentinamente de tomar el biberón antes de ir a dormir y tiene síntomas de enfermedad, como por ejemplo fiebre, mal humor o si se tira de las orejas, haz una consulta con tu pediatra.

Estrategias con el biberón

Los bebés de menos de 6 meses de vida que no toman el biberón antes de ir a dormir se despertarán con frecuencia durante la noche; otros niños necesitan tomar el biberón para dormirse. Existen varias estrategias que pueden emplear los padres para fomentar que sus hijos tomen el biberón antes de ir a dormir. Alimenta a tu hijo con comida sólida durante la tarde en vez de a la noche. Cambia su horario de ir a dormir 15 o 30 minutos y dale el biberón en un lugar diferente del normal. Asegúrate de que no existan distracciones, como por ejemplo la televisión, otros niños o conversaciones intensas.

Más galerías de fotos



Escrito por brenna davis | Traducido por noelia menéndez