Rastrear teléfonos de niños

Si tu hijo tiene la edad suficiente para ir a lugares con amigos o si es miembro de un equipo deportivo a que asiste después de la escuela, un teléfono celular puede ser una herramienta ideal para mantenerse en contacto, si va a llegar tarde o está listo para un viaje a casa. Muchos teléfonos móviles vienen equipados con dispositivos de seguimiento o son compatibles con las aplicaciones de seguimiento que permiten localizar el paradero de tu hijo, aunque no conteste su teléfono ni te llame a la hora señalada. Entender tus opciones te ayudará a elegir la correcta.

¿Cómo funciona?

Los teléfonos celulares que permiten hacer un seguimiento de su ubicación contienen un sistema de posicionamiento global, también conocido como GPS. El programa se vincula desde el teléfono celular de tu hijo al tuyo para que puedas utilizar tu propio teléfono para saber dónde está tu hijo. Algunos programas tienen una aplicación "huella" que te permite realizar un seguimiento de dónde está tu hijo ahora y en los últimos lugares en los que ha estado. Otros programas sólo te mostrarán dónde está tu hijo en el momento en que inicies sesión. Ten en cuenta que el GPS sólo muestra dónde está el teléfono, así que si tu hijo lo deja en la escuela o en la casa de un amigo, el programa no te ayudará a localizarlo.

Propósito

Hay algunas razones por las que rastrear un teléfono celular puede ser útil para tu familia. Si tu hijo tiene la edad suficiente para conducir o pasa mucho tiempo con los amigos o en actividades extracurriculares, el programa te permite asegurarte de que llegue donde se supone que debe llegar en el momento adecuado. También es bueno para el seguimiento de tu hijo si tiene una tendencia a ir a lugares a los que le has prohibido ir. El sistema también es ideal para la localización de un niño que se ha escapado, que se ha perdido o que podría haber sido secuestrado. Aunque un niño desaparecido es un pensamiento aterrador, el GPS puede alertar a la policía sobre el paradero de tu hijo por lo que lo podrán hallar lo más pronto posible.

Cómo utilizarlo

La mayoría de las aplicaciones de seguimiento funcionan en los teléfonos inteligentes, pero hay que activar el GPS para que funcionen. Algunos de los programas requieren que inicies sesión con una contraseña, mientras que otros simplemente se cargan cuando se toca el icono de la aplicación. Para determinar la ubicación de tu hijo, tendrás acceso a la aplicación en tu teléfono, ingresa tu contraseña, si es necesario, y el programa ofrecerá una actualización de la ubicación actual de tu hijo, a veces en forma escrita y a veces por mapa. Algunos de los programas te permiten enviarle un mensaje de texto a tu hijo si se está moviendo demasiado rápido, por ejemplo, en un automóvil en marcha, y te enviará un mensaje si está en problemas y necesita ayuda.

Inconvenientes

Obviamente, algunos niños se resisten a que sus padres sepan todos sus movimientos. Algunos padres sienten que el seguimiento de sus hijos es una invasión de la privacidad y envía el mensaje de que no se puede confiar en el niño. SafeKids.com sugiere discutir las aplicaciones y conseguir que toda la familia esté de acuerdo en la forma en que se utiliza. Por ejemplo, asegúrate de que tu hijo sepa que si han pasado más de 30 minutos, vas a utilizar tu aplicación de seguimiento para ver cómo está. Al mismo tiempo, si rompe la confianza al ir a un lugar prohibido, podrás realizar un seguimiento más a menudo durante una semana.

Más galerías de fotos



Escrito por eliza martinez | Traducido por daniel cardona