Raquetas de nieve y yurtas en Yosemite

Caminar con raquetas en la nieve puede ser una forma saludable para el corazón de mantener la forma mientras disfrutas la grandeza del Parque Nacional de Yosemite (Yosemite National Park, nps.gov) en el norte de California. La abundante vida silvestre, los imponentes picos de granito, las secuoyas gigantes y las cascadas que caen brillando con los blancos del invierno, te invitan a explorar el extenso sistema de veredas de invierno del parque. Agrega una estancia en una yurta, una vivienda redonda que parece ser mitad cabaña y mitad tienda, y tendrás unas vacaciones de invierno que recordarás por años.

Intima en una yurta

Mientras un vistazo rápido a una yurta podría llevarte a pensar que tendría corrientes de aire y sería fría en el invierno, la realidad es la opuesta. La capa exterior impermeable evita que pasen el agua y el viento, mientras que el aislamiento interno de fibras retiene el calor y evita que penetre el frío. El marco con un trabajo de entretejido de madera es visible desde adentro, prestando una sensación acogedora y de estar al exterior. La yurta es completamente moderna por dentro, con electricidad y calefacción, y algunas tienen cocinas y baños completos. La yurta entera se asienta sobre una cubierta de madera que te mantiene bien por encima de la helada humedad de la tierra, así como sobresaliendo por encima del nivel de la nieve.

Yurtas de Yosemite

Justamente a cinco millas fuera de la puerta oriente de Yosemite, dos campamentos te ofrecen yurtas para rentar todo el año. Encontrarás la mayoría de las yurtas de lujo en el área de Yosemite en el Yosemite Lakes Campground (yurtayosemite.com), con cocinas y baños completamente equipados. El campamento tiene yurtas al lado de la colina y al lado del río y te proporcionan yurtas al lado de la colina a donde puedes traer tu mascota. Las yurtas de arriba tienen espacio para hasta 4 personas en una combinación de camas tamaño queen y matrimonial y futones, mientras que las yurtas del río tienen una cama extra individual para una quinta persona. Yosemite Pines (yosemitepinesrv.com) ofrece un acomodo más rústico, durmiendo hasta cinco personas, con un futón matrimonial y un litera con niveles matrimonial e individual. No hay cocina, pero tienen un refrigerador pequeño y un horno de microondas. Las yurtas no tienen baños privados, pero están cerca de los baños y regaderas de las instalaciones del campamento.

Veredas para caminar con raquetas para la nieve

El Yosemite National Park tiene varias áreas con veredas arregladas donde puedes caminar con raquetas para la nieve. Crane Flat es la más cercana a las yurtas, justamente a 30 millas al este. El área de Crane Flat contiene 8 veredas, con la mitad de ellas catalogadas como "las más fáciles". Puedes elegir veredas fáciles caminando a través de los prados rodeando el campamento Crane Flat, un par de viejos caminos forestales o una ruta a la arboleda Rockefeller o pinos de azúcar. Las cuatro veredas tienen 2,25 millas o menos. Para caminatas sobre nieve más avanzadas, elige uno de las tres veredas intermedias que tienen segmentos con subida de colinas para hacer trabajar a tu corazón. La vereda más difícil desciende una milla en la arboleda Merced de secuoyas gigantes, con un arduo viaje de regreso.

Cuándo ir

Mientras que las veredas de invierno de Yosemite están abiertas para caminar en la nieve de diciembre hasta marzo, muchas de ellas dependen de la suficiente caída de nieve. En tiempos de poca nieve las bobinas o resortes de tracción para zapatos serían suficientes para hacer las excursiones. La mayor cantidad de caída de nieve típicamente ocurre en Enero, con la segunda mayor cantidad usualmente llegando durante el mes de marzo. Trae ropa en capas apropiada para las temperaturas de día que alcanzan de la congelación a los 50 grados Farenheit, y por la noche las temperaturas van por debajo del punto de congelación. Trae una mochila con suficiente comida, agua y suministros para sostenerte si debieras tener que acampar por la noche durante tus excursiones. Planea el doble de tiempo que tu esperarías necesitar en las veredas de tal manera que los cortos días de invierno no te atrapen en la vereda después de obscurecer.

Más galerías de fotos



Escrito por jodi thornton o'connell | Traducido por jorge de leon polanco