¿Qué tan rápido tienes que correr para hacer una milla en 10 minutos?

Para correr una milla en 10 minutos, necesitas correr a una velocidad de 6 millas por hora. Correr es una gran manera de quemar calorías y tonificar los músculos, así como conseguir un entrenamiento cardiovascular que beneficie el corazón y la salud en general. Si eres nuevo en el ejercicio, puede que tengas que empezar a caminar antes de correr a esta velocidad. Poco a poco trabaja para llegar a 6 millas por hora para evitar una lesión por sobreuso.

Antes de que corras

Antes de iniciar un régimen para correr regular, debes hablar con tu médico para asegurarte de que estás lo suficientemente sano para la actividad. Correr puede ser estresante para las articulaciones, y es posible que no seas capaz de hacerlo si tienes exceso de peso. Si decides dedicarte a correr, compra buenos zapatos que te queden bien en los pies, y siempre tómate tu tiempo para calentar durante cinco a 10 minutos primero. Saltar directamente a correr a 6 mph puede dejarte demasiado fatigado para completar esa milla.

Juzga por la intensidad, no la velocidad

Puede ser que encuentres que correr a 6 mph es un desafío, mientras que un compañero o amigo puede ser capaz de hacer esto con facilidad. Mientras que correr una milla en 10 minutos es una buena meta, lo mejor es utilizar indicadores distintos de la velocidad para medir tanto la intensidad de tu entrenamiento como tu progreso de acondicionamiento. Correr es generalmente considerado como una actividad vigorosa, y los signos de que estás trabajando con esta intensidad son la respiración profunda y rápida, sudoración en pocos minutos y no ser capaz de hablar más de una o dos palabras sin detenerte.

Trabaja para correr

Si intentas correr demasiado rápido demasiado pronto, corres el riesgo de desarrollar una lesión por sobreuso. Esto no sólo causará dolor, también retrasará tu progreso, ya que tendrás que dejar de correr un tiempo para sanar la lesión. En lugar de correr a 6 mph de inmediato, empieza por caminar a un ritmo de entre 3 y 4 millas por hora durante dos semanas, recomienda el American Council on Exercise. Una vez que te sientas cómodo, agrega incrementos de 30 segundos a un minuto a tu caminar, haciendo poco a poco que tu tiempo para correr sea más y más rápido hasta que puedas correr a una velocidad constante de 6 mph.

Continúa progresando

El hecho de que ahora puedas correr una milla en 10 minutos no significa que debes dejar de avanzar. Trata de seguir corriendo a velocidades más rápidas o añadir más millas a la ruta. Sin embargo, no aumentes el ritmo o las millas de tu carrera en más de un 10 por ciento cada semana. También puedes agregar algunas colinas o correr en los senderos para llevar más de un desafío a esa milla de 10 minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por lynne sheldon | Traducido por jaime alvarez