Cuán rápido debo perder peso luego de tener a mi bebé

Ahora que has dado a luz, probablemente estás lista para deshacerse de esas libras de embarazo y saltar en sus pantalones vaqueros regulares lo más rápido posible. Sin embargo, obligarte a perder peso demasiado rápido podría inhibir la recuperación y sólo puede conducir a la satisfacción temporal. Céntrate en la pérdida de peso gradual y comprométete a una vida de salud.

Pérdida inicial

Probablemente perderás cerca de 12 libras. Sólo por dar a luz, perderás el peso de un bebé de entre 7 y 8 libras, una placenta de entre 1 y 2 libras y 2 libras de sangre y otros fluidos, de acuerdo con BabyCenter. Puedes esperar perder alrededor de otras 4 libras. en la semana siguiente, ya que el exceso de agua de tu cuerpo y el fluido de la sangre van a escapar a través de aumento de la transpiración y la micción. Sin embargo, la cantidad se pierde en la semana después de dar a luz es variable en función de la cantidad de agua que tu cuerpo de embarazada haya retenido.

Expectativas saludables

Puedes esperar a perder tanto como 1 libra cada semana en los meses después del embarazo, si estás comiendo una dieta saludable y haces ejercicio de forma regular. Sin embargo, no podrás llegar a tu peso de antes del embarazo por otros seis meses más y el peso del cuerpo no puede ser distribuido de la misma manera que antes.

Consejos de dietas

Puedes perder con seguridad hasta aproximadamente 1 libra por semana cortando unas 500 calorías al día, siempre y cuando no te sumerjas por debajo de aproximadamente 2,000 calorías al día si amamantas o 1500 al día si no lo haces, de acuerdo a BabyCenter.com. Una forma ideal de lograr la pérdida de calorías es seguir con los alimentos de alta densidad. Los alimentos que suponen un aporte nutritivo en una pequeña pporción incluyen frutas, frutos secos, cereales integrales, verduras, productos lácteos bajos en grasa y proteína magra.

Consejos de ejercicios

Habla con tu médico acerca de lo que está y no está permitido hacer durante la recuperación. Si tu embarazo fue sencillo, y has tenido un parto vaginal sin complicaciones, se puede sugerir ejercicio normal cuando te sientas físicamente preparada. Si el parto fue más complicado -por ejemplo, si has tenido una cesárea- puede recomendar esperar semanas o meses. Comienza tu rutina de ejercicios lentamente. Da un paseo alrededor de la manzana con tu bebé en un cochecito o transportador o ponlo a tu lado mientras haces estiramientos en una colchoneta. Aunque debes trabajar hasta 30 minutos al día la mayoría de los días de la semana, hacer 10 minutos al día es también un saludable punto de partida.

Pérdida rápida y riesgos

Los métodos que se usan para lograr una pérdida rápida de peso a menudo no son sostenibles y pueden incluso poner en peligro tu salud. Debes evitar la pérdida de más de 1 y ½ libra por semana y no caer por debajo de tus calorías diarias recomendadas, porque puedes experimentar una disminución de la producción de leche y la liberación de toxinas como el mercurio en la leche que produces, advierte BabyCenter.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por mariela rebelo