Raíz de althaea y el ulmus rubra para la gastritis

La gastritis o inflamación de la mucosa del estómago, puede ser causada por una variedad de condiciones, incluyendo el consumo de alcohol, tabaco, medicamentos, infecciones o enfermedades autoinmunes. La gastritis suele ser resultado de una alteración de la capa mucosa que protege del ácido al interior del estómago. Muchas personas utilizan hierbas u otros suplementos para aliviar los síntomas de la gastritis, pero debes consultar a tu médico si cree que la padeces.

Clasificación y severidad

Según presenta “The Merck Manual of Diagnosis and Therapy”, la gastritis se clasifica a menudo sobre la base de la extensión de la lesión que se haya generado en el revestimiento de la mucosa del estómago. El uso de esta forma de clasificación, la gastritis erosiva es más severa que no erosiva. La enfermedad también se puede clasificar por su ubicación dentro del estómago o su cronicidad. Los tratamientos están dirigidos a proteger el revestimiento del estómago y, de ser posible, a eliminar la causa subyacente. No existe una terapia a base de hierbas que esté aprobado para el tratamiento, independientemente de la causa.

La raíz de malvavisco

La planta conocida como Althaea officinalis, o raíz de malvavisco, tradicionalmente se ha utilizado para tratar el dolor de garganta, erupciones en la piel, quemaduras, estreñimiento, infecciones del tracto urinario, úlceras y otras condiciones en las que requiere de una acción calmante y protectora. Según "Physicians’ Desk Reference for Herbal Medicines”, los medicamentos herbarios que tienen un ingrediente activo de raíz de malvavisco es una mezcla de polisacáridos, o moléculas de azúcar de cadena larga, que forman mucílago cuando están expuestos a la humedad. La raíz de malvavisco está disponible en cápsulas, polvos, jarabes e infusiones. Si quieres probarla para tratar tu gastritis, primero, consulta con tu médico.

Ulmus rubra

La corteza interna en polvo del olmo o Ulmus rubra, tiene algunas de los mismos efectos que producen los mucílagos de la raíz de malvavisco. Aunque no está aprobado en Estados Unidos para el tratamiento de cualquier condición, el olmo se ha utilizado para las heridas de la piel, quemaduras, erupciones cutáneas, dolor de garganta, gota, reumatismo, gastritis, úlceras y acidez estomacal. Los colaboradores de Providence Health and Services citan que el contenido de mucílago del olmo es potencialmente útil en personas con gastritis. Los esteroles, taninos, aminoácidos, minerales y otros ingredientes del olmo tienen valor medicinal desconocido. Esta hierba está disponible en cápsulas, polvos y tés.

Interacción con otros medicamentos

Ni con el olmo, ni con la raíz de malvavisco se ha demostrado que interactúen con los medicamentos recetados. Sin embargo, debido a su consistencia mucilaginosa, estas hierbas podrían concebiblemente impedir que tu intestino absorba medicamentos u otros suplementos.

Tratamiento a base de hierbas para la gastritis

Las propiedades emolientes de la raíz de malvavisco y del olmo podrán otorgar un alivio temporal al dolor abdominal, náuseas y ardor de estómago que a menudo acompaña a la gastritis aguda, como la que causa el consumo excesivo de alcohol. Su beneficio en la gastritis asintomática, tal como la asociada con la infección por Helicobacter pylori, deficiencia de vitamina B12 o el uso de ciertos medicamentos, es desconocido. Debido a que la gastritis es causada con frecuencia por condiciones que no se pueden curar con tratamientos a base de hierbas, tales remedios no deben utilizarse como recursos únicos. Cualquier persona que tenga gastritis o que está en riesgo, como es el caso de los fumadores, los bebedores pesados ​​o personas que toman medicamentos antiinflamatorios no esteroideos, deben consultar con un médico antes de usar el olmo o la raíz de malvavisco.

Más galerías de fotos



Escrito por stephen christensen | Traducido por xochitl gutierrez cervantes