Cómo quitar el rotulador permanente de la piel

Tal vez tocaste un papel con la tinta del rotulador permanente aún húmeda o tu pequeño de cuatro años decidió hacerte tatuajes con este rotulador en los brazos. Sin importar cómo se produjo la mancha, el agua y el jabón no podrán eliminarla. Como su nombre lo sugiere, el marcador de tinta permanente está formulado para que permanezca por siempre o para que sea difícil de quitar. Pero si al día siguiente el pequeño debe tomarse la foto escolar o si no deseas ir a trabajar con una mancha negra en la mano, puedes probar con algunos remedios caseros para quitar el rotulador permanente de tu piel.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Jabón exfoliante
  • Toalla de manos
  • Toallas de papel
  • Alcohol desinfectante
  • Bolas de algodón
  • Leche
  • Pasta de dientes blanca, que no sea en gel
  • Quitaesmaltes

Instrucciones

  1. Lava tus manos con un jabón exfoliante y agua tibia para quitar tanta tinta del rotulador como sea posible. Sécalas bien con una toalla de mano.

  2. Humedece una toalla de papel con alcohol desinfectante. Aplícala sobre el marcador permanente hasta que ya no salga más tinta de la piel.

  3. Humedece con leche una bola de algodón. Aplica la bola de algodón empapada en leche sobre el resto de la mancha de marcador permanente.

  4. Lava tus manos nuevamente con un jabón exfoliante y agua tibia. Sécalas bien con una toalla.

  5. Frota la piel manchada con rotulador permanente con una pasta de dientes blanca, que no sea en forma de gel. Aplica una pequeña cantidad de dentífrico directamente sobre la piel. Frota con una toalla de papel hasta que el rotulador haya desaparecido. Lava tus manos para quitar la pasta.

  6. Usa un quitaesmaltes si el rotulador permanente permanece sobre la piel después de intentar con los métodos anteriores. Humedece una toalla de papel con quitaesmalte y frota la piel hasta que el marcador desaparezca por completo. Lava bien las manos con agua y jabón para quitar los restos del producto.

Más galerías de fotos



Escrito por kimbry parker | Traducido por alejandra prego