Cómo quitar los puntos negros y los granos en los poros

Los granos y los puntos negros son causados por una acumulación de aceite debajo de la superficie de la piel. Surgen principalmente de los poros tapados en la superficie de la piel y se exacerban por la mala higiene, el maquillaje y el exceso de aceite. Es necesario quitar los puntos negros y los granos para mantener la piel saludable y radiante. Sin embargo, quitar estas imperfecciones requiere de procedimientos específicos para evitar que queden cicatrices en la piel.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Limpiador no comedogénico para la piel
  • Paño de aseo
  • Toalla limpia
  • Aguja
  • Alcohol desinfectante
  • Pañuelo de papel
  • Removedor de puntos negros

Instrucciones

    Puntos negros

  1. Lava tu piel con un limpiador suave no comedogénico y agua tibia. Usa un paño de aseo o las manos para hacer una espuma. Evita las esponjas de lufa o los cepillos que irritan la piel.

  2. Enjuaga bien tu rostro con agua tibia y sécala con una toalla limpia.

  3. Centra el círculo del removedor de puntos negros sobre el punto negro y oprime la piel circundante. Con una presión firme, el punto negro debe emerger de la superficie de la piel. Si no sale fácilmente, no lo fuerces, porque puedes causar cicatrices.

    Granos

  1. Lava la piel con un limpiador no comedogénico y agua tibia, enjuagando bien para quitar todo el jabón y el aceite.

  2. Remoja una toalla de aseo en agua caliente y ponla sobre el lugar donde se encuentra el grano. Deja el paño de aseo caliente sobre el grano durante 10 minutos. El paño de aseo caliente producirá vapor en la piel alrededor del grano y será más fácil de reventar.

  3. Esteriliza una aguja remojándola durante un minuto en alcohol desinfectante.

  4. Usa la aguja para perforar suavemente la superficie del grano.

  5. Cubre tus dedos con trozos de pañuelos de papel y aplica una presión suave en cada lado del grano. Este debe liberar una descarga blanca. En caso contrario, no lo fuerces. Si intentas reventar un grano cuando no está listo se producirán cicatrices. Deja de aplicar presión si ves un líquido transparente o sangre.

Consejos y advertencias

  • Lava las zonas problemáticas de la piel dos veces al día con un limpiador suave para mantener la higiene adecueda. Evita los alimentos grasos o aceitosos que aumentan el aceite en tu piel. También debes evitar tocar las zonas problemáticas de la piel ya que puedes agregar más aceite y suciedad, obturando los poros y creando más imperfecciones.
  • Nunca intentes quitar las lesiones que se encuentran profundamente debajo de la superficie de la piel. Las lesiones no producen puntos negros o puntos blancos, son zonas inflamadas que son sensibles al taco. Las lesiones se pueden convertir en puntos negros o granos pero se quitan mejor con una inyección de cortisona aplicada por un dermatólogo.

Más galerías de fotos



Escrito por patrick hutchison | Traducido por alejandra prego