Cómo quitar el óxido y restaurar palos de golf

Si no has jugado al golf desde hace tiempo y recientemente decidiste sacar esos viejos palos de golf del garage, es posible que te sorprenda al notar la acumulación de óxido. Puesto que el acero de grafito y acero no se oxidan, los palos que son los más vulnerables son los que están hechos de acero al carbono templado. Pero no tienes que renunciar a los viejos palos, ya que puedes quitar fácilmente el óxido y restaurarlos a un perfecto estado con bastante facilidad.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Lana de acero
  • Trapo de algodón

Instrucciones

  1. Prepara tus palos para su restauración frotándolos con un paño de algodón húmedo. A veces el barro puede quedar atascado en las ranuras de la cabeza del palo. Si este es el caso, utiliza un cepillo de dientes viejo para eliminar la suciedad dentro de las ranuras. Si los palos están muy sucios, sumérgelos en un cubo de agua con jabón suave para ayudar a aflojar la suciedad.

  2. Usa un pedazo de lana de acero para empezar a retirar el óxido de tus palos de golf. No es necesario aplicar mucha fuerza. Los hilos de la lana de acero proporcionarán suficiente fricción para depurar el óxido. Comienza en la cabeza del palo y ve subiendo. Asegúrate de que tus palos estén secos antes de usar la lana de acero.

  3. Restaura el brillo original. Con un paño suave, aplica pulidor de metales y empieza a pulir cada palo. Sigue las instrucciones indicadas por el fabricante del pulidor de metales. La mayoría de los pulidores metálicos se aplican generalmente usando una toalla para aplicar el esmalte y luego esperando 60 segundos para que el pulidor seque. Una vez que el pulidor seca, se puede utilizar una toalla separada para limpiar el palo.

Consejos y advertencias

  • Utiliza un paño para limpiar tus palos después de cada vez que juegas para ayudar a prevenir la acumulación de oxidación.
  • Almacena tus palos en un cuarto fresco y seco en lugar de un garaje, ya que el calor y la humedad estimulan la acumulación de óxido.
  • Seca tus palos secos antes de guardarlos si se mojan.
  • Alternativamente puedes utilizar un removedor de óxido. Sin embargo, asegúrate de que sea seguro para usar en tus palos. Algunos removedores de óxido pueden dañar tus palos.

Más galerías de fotos



Escrito por janet renee, ms, rd | Traducido por lucia ayala