Cómo quitar manchas en el rostro con remedios caseros

Nunca es un buen momento para un brote de acné. Los granos son una parte desafortunada de la adolescencia y una visita inoportuna para los adultos. Los tratamientos de venta libre y los recetados pueden ser abrasivos y también secar la piel ya irritada o inflamada. Los ingredientes naturales comunes te brindan un arsenal suave, listo para usar cuando lo desees, para luchar contra los antiestéticos granos.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cucharas medidoras
  • Canela
  • Miel
  • Agua destilada
  • Fuente pequeña
  • Tenedor
  • Arcilla de grado cosmético
  • Aceite esencial del árbol del té o de lavanda
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Vinagre de sidra de manzana
  • Motas o hisopos de algodón
  • Papaya
  • Bicarbonato de sodio
  • Avena
  • Toalla de mano

Instrucciones

    Tratamientos para hacer desaparecer los granos

  1. Mezcla 1/2 cucharadita de canela y miel en una fuente pequeña para formar una pasta. Aplica directamente la pasta sobre los granos y déjala en la piel durante por lo menos 20 minutos o durante toda la noche para que el tratamiento penetre. Enjuaga tu piel con agua tibia para quitarla.

  2. Coloca 1 cucharada de arcilla cosmética en una fuente pequeña. Mezcla el agua destilada suficiente como para hacer una pasta espesa y revuelve para integrar bien. Usando la punta de tus dedos, aplica suavemente la pasta sobre los granos y déjala secar. Al cabo de 20 minutos, enjuaga o bien déjala toda la noche y enjuaga por la mañana.

  3. Toma dos gotas de aceite esencial de árbol del té o de lavanda y agrega de 4 a 5 ml de agua destilada para una dilusión de un 2 por ciento. Mezcla bien para integrar, luego coloca la solución con una mota limpia de algodón. No es necesario enjuagar este remedio y se lo puede aplicar las veces que se considere necesario.

  4. Mezcla 3 partes de agua con 1 parte de vinagre de sidra de manzana en una fuente pequeña. Aplica el vinagre diluido directamente sobre las áreas afectadas con una mota de algodón limpia. Deja el vinagre sobre la piel durante 10 minutos o bien toda la noche. Enjuaga la piel con agua tibia y seca ligeramente con golpecitos. Haz el tratamiento tres veces por día, enjuagando después de cada aplicación y aplicando luego un humectante, según sea necesario.

    Mascarillas faciales

  1. Con ayuda de un tenedor, haz un puré de una papaya fresca y madura en una fuente pequeña. Aplícate la pasta de papaya sobre la piel y deja que se asiente de 10 a 15 minutos. Retira el exceso de papaya con una toalla de mano húmeda. Lava la piel con agua tibia y húmeda. El puré de papaya no utilizado puede congelarse en porciones para su uso posterior.

  2. Combina partes iguales de bicarbonato de sodio y agua en una fuente pequeña y revuelve para formar una pasta espesa. Aplícala en la piel con movimientos suaves circulares ascendentes. Permite que la mascarilla se seque en tu piel durante 15 a 20 minutos. Enjuaga bien y sigue con un humectante de tu agrado.

  3. Agrega dos cucharadas de miel pura a una porción de avena cocida y caliente. Deja que la avena se enfríe hasta alcanzar una temperatura confortable, y luego aplica la mezcla a tu rosro. Deja que la mascarilla de avena se endurezca durante 30 minutos para reducir la inflamación de la piel. Retira la mascarilla de avena con un paño húmedo y luego sigue con tu rutina normal de cuidado de la piel.

Consejos y advertencias

  • Siempre aplica los remedios para los granos sobre una piel limpia recién lavada.
  • Haz una prueba en un sector de la piel antes de probar un remedio casero para los granos. Si adviertes alguna irritación, discontinúa su uso.

Más galerías de fotos



Escrito por tara thomas | Traducido por irene cudich